Bogotá se hunde de uno a cinco centímetros por año

En los últimos cinco años se han presentado 30 hundimientos asociados a excavaciones en edificaciones.

La Administración Distrital, en cabeza del Fondo de Prevención y Atención de Emergencia (FOPAE), admitió que debido a una alta incidencia del proceso de aguas subterráneas, Bogotá se hunde de uno a cinco centímetros anualmente.

El director del Fopae, ingeniero Javier Pava Sánchez, explicó que los hundimientos obedecen a varios factores, entre los que se encuentran, la subsidencia, es decir el movimiento de una superficie hacia abajo, además de excavaciones profundas.

“Una de las causas se debe a una alta incidencia del proceso de aguas subterráneas y esta circunstancia ha ocasionado que la ciudad se hunda de uno a cinco centímetros por año, situación que tiene que ver con condiciones particulares de la ciudad, dado que algunas zonas naturales de humedad fueron rellenadas o pavimentadas. En los últimos cinco años se han presentado alrededor de 30 hundimientos de impacto asociados a excavaciones en edificaciones”, señaló.

Pava señaló que los hundimientos obedecen a construcciones donde se presentan problemáticas que se van incrementando al realizar excavaciones profundas, generadas por la autorización de construcción de edificaciones de mucha altura, creando cambios en las condiciones de excavación, las cuales pueden llegar hasta los 10 metros de profundidad.

En este sentido, recordó que los procesos constructivos que se realizan en la capital requieren un seguimiento permanente y la falta de rigor técnico generan hundimiento en zonas circundantes, no obstante, algunos de ellos están relacionados con la acometida de redes o problemas de pavimento que son responsabilidad de las entidades distritales.

Para el funcionario, esta es la consecuencia de haber asumido un ordenamiento de la ciudad sin respetar los cuerpos de agua y las condiciones de la naturaleza.

Fopae, como entidad responsable de la Gestión Integral del Riesgo, coordina con otras entidades una mesa de trabajo permanente para definir acciones específicas que se deben adelantar de acuerdo al tipo de hundimiento que se presenta en la ciudad.