Bogotá sería pionera en nuevo modelo para reducir la contaminación del aire en el país

La Secretaría de Ambiente anunció que adelanta unas mesas de trabajo con el Ministerio de Ambiente para mejorar la calidad del aire y endurecer los parámetros de referencia.

En Bogotá se tienen identificadas un total de 1.800 de estas fábricas. El Distrito está verificando que su funcionamiento se ajuste a la normatividad ambiental.Archivo

Reducir las emisiones de gases efecto invernadero a un 20% fue el compromiso que adquirió el presidente Juan Manuel Santos en la última reunión de la Cumbre de Naciones Unidas sobre Cambio Climático en París (Francia). Dicho compromiso ha obligado a las instituciones, pero sobre todo las ciudades a reformular las metodologías para medir la contaminación y crear una nueva normatividad que sea más exigente con los actores contaminantes.

En estos momentos, el Ministro de Ambiente, de la mano de la Alcaldía de Bogotá, trabaja para la elaboración de una normatividad que busca reducir la contaminación del aire en el país. La nueva reglamentación, que será presentada en agosto, incorporará nuevos elementos que permitirán mejorar la calidad del aire en Colombia y endurecer los parámetros de referencia.

Se espera que Bogotá sea la pionera en la implementación de este nuevo modelo y para eso ya se instalaron las primeras mesas de trabajo técnicas con el viceministro de Ambiente, Carlos Alberto Botero y el secretario de Ambiente de Bogotá, Francisco Cruz, que le darán luces a la ciudad para llevar la batuta en la tarea de descontaminar el aire.

Bogotanos pueden revisar calidad del aire

Para apoyar con la política de descontaminación ambiental, a partir del 1 de junio, los bogotanos podrán conocer el pronóstico de la calidad del aire, del día siguiente, en las 20 localidades de la capital, a través del Índice Bogotano de Calidad de Aire (Iboca).

La herramienta, que funciona tal y como lo realiza el Ideam con el estado del clima, permitirá emitir alertas tempranas por contaminación atmosférica, a través de las 13 estaciones de monitoreo que actualmente operan en la capital. La información que el ciudadano reciba en la página web www.ambientebogotá.gov.co será de calidad, pues funciona en tiempo real.

Actualmente, de acuerdo con la Red de Monitoreo de Calidad del Aire, Bogotá registra para para esta primera etapa del año alrededor d 46 microgramos para PM10 y de 22 microgramos para PM2.5, valores que, según el Distrito, son inferiores a los registrados en el mismo periodo del año 2016.

De acuerdo a los promedios anuales registrados en Bogotá de PM10 en los últimos 10 años, hay una tendencia a la baja en la concentración de este tipo de partículas. En el caso del PM2.5, que son contaminantes más finos y que van directamente asociados a la salud del ser humano, también ha mostrado una reducción, manteniéndose así por debajo de la norma nacional.

Según el secretario de Ambiente, la administración ha intensificado los operativos de control y vigilancia a vehículos de carga, transporte urbano, intermunicipal y fábricas, que generan emisiones a la atmósfera de la capital: “Se han revisado más de 63 mil vehículos, de los cuales 1.911 han sido inmovilizados por incumplir las normas ambientales. Además, se han impuesto 17 medidas preventivas a las empresas que no han dado cumplimiento a la normatividad ambiental en materia de emisiones atmosféricas ubicadas principalmente en las localidades de Kennedy, Bosa y Tunjuelito”.

En las últimas semanas en operativos conjuntos con la CAR se han revisado otros 202 vehículos, de los cuales se han inmovilizado 62 automotores por no cumplir con la normatividad de emisiones atmosféricas.

El Distrito tiene claro que hay puntos críticos que son necesarios intervenir. Por ejemplo, el sur occidente de la capital reporta episodios en los cuales se aumenta temporalmente la concentración de PM10 y PM2.5, debido al alto flujo vehicular de transporte de carga y público, el material suspendido, además de la presencia de fábricas que tienen procesos que generan emisiones por combustión, o llamadas “chimeneas”.

En esta zona que comprenden las localidades de Bosa, Kennedy y Tunjuelito, Cruz dice que se tienen identificadas 399 de estas “fábricas chimeneas”. Ya se adelantan 122 operativos para intervenirlas.

En Bogotá se tienen identificadas un total de 1.800 de estas fábricas que la Secretaría de Ambiente, con sus equipos técnicos, está verificando puerta a puerta, para validar que su funcionamiento se ajuste a la normatividad ambiental.