Bogotá tendrá buses eléctricos: 379 rodarán en Fontibón y Usme a finales de 2020

El Distrito concretó la compra del 63 % de la flota eléctrica que se esperaba poner a rodar en la capital. Los nuevos buses cubrirán 29 rutas, en su mayoría de alimentadores de Transmilenio y SITP provisional. Por ahora, las zonas de Perdomo y Suba seguirán con buses viejos.

Los nuevos buses realizarán los recorridos que hoy hacen 20 rutas alimentadoras de TM, 5 rutas del SITP provisional y 3 rutas del SITP.Cortesía: Transmilenio

Múltiples tropiezos tuvo el proceso de incorporación de buses eléctricos al sistema de transporte público de Bogotá, pero, por fin, la capital aseguró su primera flota con esta tecnología. Tras dos intentos fallidos, el Distrito adjudicó la compra de 379 buses eléctricos, que en su mayoría cubrirán el servicio de alimentación de Transmilenio (TM) en Fontibón y Usme. Los nuevos buses también tendrán la misión de iniciar el reemplazo de los viejos buses del Transporte Público Colectivo (TPC, conocido como SITP provisional) en dichas localidades. En pocas palabras, la nueva flota empezará a cubrir los vacíos que hoy tiene el SITP.

No obstante, dos zonas de la ciudad en las que también opera el esquema de buses tradicional (Perdomo y Suba) se mantienen a la deriva, pues la licitación para los lotes correspondientes a estos sectores fue declarada desierta, y ahora el Distrito entrará a estudiar las alternativas para garantizar el servicio allí. 

(LEA: Buses eléctricos en Bogotá: una deuda que saldará el SITP)

La flota eléctrica con la que contará la capital será no solo la más grande del país, sino que entra a competir directamente por ser la líder en la región en cuanto a transporte público eléctrico. En estos momentos, dicho rótulo lo tiene Santiago de Chile, donde existen 200 buses en Transantiago, su sistema BRT. Sin embargo, a pesar de que la compra que hizo Bogotá es mayor, la capital chilena espera ampliar a 411 su flota a principios de 2020, con lo que se mantendrá como la primera ciudad latinoamericana en innovar su transporte público.

De acuerdo con el cronograma del proceso que acaba de concretar Bogotá, a mediados de 2020 la Secretaría de Movilidad empezará a revisar los trámites de matrículas y tarjeta de operación de los nuevos buses. Si todo sale según lo estipulado en los términos de la licitación, a finales de agosto se entregará la flota de Usme y entre agosto y septiembre, la de Fontibón. El objetivo es que los nuevos buses eléctricos empiecen a rodar entre octubre y septiembre.

El proceso licitatorio fue un nuevo intento de la administración por asegurar la adquisición de su primera flota eléctrica, tras los descalabros que se sufrieron primero durante la renovación de la flota más antigua de TM, y luego con la licitación inicial para 594 buses eléctricos, que fue declarada desierta. En ambos momentos hubo trabas, como desconfianza del sector financiero, pocos incentivos a las nuevas tecnologías, pocos interesados y costos que desbordaron la capacidad de los oferentes. 

(LEA: Declaran desierta licitación para compra de buses eléctricos en Bogotá)

Por eso, para que la licitación fuera exitosa se tuvo que adelantar un proceso de selección abreviada, en el que los cuatro consorcios que se presentaron hicieron múltiples observaciones, con el fin de que los pliegos se ajustaran más a la realidad del mercado de vehículos eléctricos en el país. La adjudicación del proceso se llevó a cabo mediante una audiencia que lideraron los responsables del sector transporte de la ciudad (gerencia de TM y Secretaría de Movilidad) y las partes interesadas en la licitación.

Al final, los ganadores del proceso, que se dividió en dos partes (un operador y un proveedor de la flota), fueron un consorcio conformado por las empresas Somos Operación S.A.S y Estructura Plural Electribus Bogotá, que se encargarán de 253‬ en Usme y el primer lote de Fontibón, y otro que agrupó a las empresas Empresa Operadora de Transportes Gran Américas S.A.S. y Empresa de Energía del Pacífico S.A., que será responsable de 126 buses en el segundo lote de Fontibón. 

Al finalizar la sesión, la gerente de TM, María Consuelo Araújo, afirmó que “con la llegada de la tecnología eléctrica al SITP cumplimos un sueño de esta administración. Trabajamos fuertemente para dejar una ciudad con un mejor servicio de transporte público, con tecnología de punta y amigable con el ambiente”. El alcalde Peñalosa, por su parte, dio una controversial declaración con respecto al proceso: "tengo que confesar que esto lo hacemos porque es bueno para el ambiente de la ciudad y para el ambiente emocional, pero no para el ambiente del aire. Es sexy. Los buses cuestan más en valor presente y por eso no toda la licitación podía ser exigiendo buses eléctricos”.

Para Lucio Rubio, gerente general de ENEL - Codensa, los esfuerzos conjuntos entre los sectores público y privado derivan en que se puedan sacar adelante este tipo de iniciativas. "Hemos trabajado con la Alcaldía muchos proyectos para transformar la ciudad. Para este proyecto de movilidad eléctrica recopilamos la experiencia que tenemos en otras capitales del continente y la pusimos a disposición de TM para hacerlo realidad. Vamos a tener un aporte significativo en lo que tiene que ver con la infraestructura de recarga y las obras civiles en los patios, para permitir que los buses a diario hagan su recorrido sin dificultad".

El representante de ENEL - Codensa confirmó que instalarán 177 cargadores en cada patio, que tendrá una potencia de 8 y 10 megavatios. Los nuevos buses consumirán en un año 50 gigavatios por hora de energía, un consumo cercano al que hacen 35.000 familias en el mismo periodo de tiempo. "Los buses se podrán recargar de dos formas: una, con carga rápida de dos horas con dos cargadores en un bus, y otra, una carga más lenta si cada estación recarga dos buses de forma simultánea". 

Los nuevos busetones y buses padrones, además, contarán con mínimo cuatro cámaras de seguridad, puertos USB para carga de celular, WiFi, contador electrónico de pasajeros, equipos de audio para información institucional y del recorrido y mejoras para la accesibilidad de personas en condición de discapacidad. Otros detalles de los 379 buses nuevos es que serán de la firma china BYD, líder mundial en transporte eléctrico, y su componente ambiental: en el primer año de operación se dejarían de emitir 526 kilogramos de partículas contaminantes PM 2.5, uno de los elementos que más impactan en la salud de los seres humanos. 

891064

2019-11-14T12:33:40-05:00

article

2019-11-14T19:40:59-05:00

felipealttamar_82

none

Redacción Bogotá - [email protected]

Bogotá

Bogotá tendrá buses eléctricos: 379 rodarán en Fontibón y Usme a finales de 2020

85

6786

6871