Bogotá, una ciudad con poca calidad de vida

La ciudad quedó en la posición 135, bajando cinco puestos con respecto a 2012.

Bogotá está lejos de ser una ciudad con calidad de vida. En el último ranking realizado por la consultora global Mercer, la ciudad aparece en la posición 135 entre 223 ciudades estudiadas. Los resultados se basan en la percepción de los ciudadanos que han vivido en el exterior. En 2012, Bogotá aparecía en la posición 130, lo que quiere decir que bajó cinco puestos en 2013. Si algo queda claro en los últimos estudios de Mercer es que la ciudad ha oscilado entre posiciones bajas durante los últimos años: en 2007 estaba en la posición 143, en 2009 en el puesto 134; y en 2010 en el 132.

La capital avanza a paso lento si es comparada con otras ciudades de América Latina. Montevideo, por ejemplo, aparece en la posición 77; Buenos Aires en la 81 y Santiago de Chile en la 93. En los puestos más bajos están ciudades como Puerto Príncipe (221); Tegucigalpa (181); Caracas (176) y San Salvador (175).

"Varias ciudades de Centroamérica y Sudamérica continúan siendo atractivas para los expatriados, gracias a sus entornos políticos relativamente estables, la mejora de su infraestructura y un clima agradable. Sin embargo, muchos lugares siguen siendo difíciles debido a las catástrofes naturales, como los huracanes que suelen golpear a la región, así como la desigualdad económica local y los elevados índices de delincuencia. Las compañías que ofrecen a sus trabajadores asignaciones internacionales en estos lugares deben asegurarse de que las asignaciones especiales por condiciones adversas reflejen los menores niveles de calidad de vida”, explica Slagin Parakatil, investigador de Mercer.

Adriana González, investigadora de Mercer en Colombia, señala que el estudio fue aplicado a “un segmento bastante especializado, buscando satisfacer las necesidades de las compañías. Dentro de las categorías que trabajamos encontramos que Bogotá está bien calificada en los temas de medio ambiente, mientras que existe una percepción negativa en los temas políticos y de entorno social”. Mercer tomó 10 factores para analizar la calidad de vida en las ciudades: entorno político y social (estabilidad política, delincuencia, cumplimiento de la ley); entorno económico (regulaciones del tipo de cambio, servicios bancarios); consideraciones médicas (suministros y servicios médicos, enfermedades infecciosas, desagües, eliminación de deshechos, contaminación del aire); entorno sociocultural (disponibilidad de medios y censura, restricciones a las libertades individuales); escuelas y educación (nivel y disponibilidad de escuelas internacionales); servicios públicos y transporte, entretenimiento, bienes de consumo, vivienda y medio ambiente.

Parakatil explica que "la inestabilidad política, los altos niveles de delincuencia y la elevada contaminación del aire constituyen algunos factores que pueden perjudicar la vida diaria de los empleados expatriados, así como la de sus familias y residentes locales. Para asegurarse de que los paquetes de compensación reflejan el entorno local de manera adecuada, los empleadores necesitan un panorama claro de la calidad de vida de las ciudades donde operan".

El informe de calidad de vida de Mercer señala que existen ciudades que aunque no se encuentran en puestos altos tienen potencial emergente: “Manaos, Brasil, ubicada en la posición 125, ha sido identificada como un ejemplo de ciudad emergente en esta región debido a su principal centro industrial que ha presenciado la creación de la "Zona Franca de Manaos", un área con autonomía administrativa que le otorga a Manaos una ventaja competitiva frente a otras de la región. Esta zona ha atraído talento de otras ciudades y regiones, y ya se han instalado varias compañías multinacionales, aunque se espera que lleguen más compañías en un futuro próximo”.

Viena es la ciudad que ocupa el primer puesto a nivel global. Le sigue Zúrich (2), Múnich (4), Düsseldorf (6) y Frankfurt (7). “Las ciudades europeas gozan de una alta calidad de vida global en comparación con otras regiones. La salud, la infraestructura y los centros recreativos suelen ser de un muy buen nivel. La estabilidad política y los niveles relativamente bajos de delincuencia permiten que los expatriados se sientan a salvo y seguros en la mayoría de los lugares. La región ha experimentado pocos cambios en los niveles de vida durante el último año”, comenta Parakatil.

En el puesto 191 del ranking global, Tbilisi, Georgia, es la ciudad de Europa que ocupa el puesto más bajo. Otras ciudades en el extremo inferior del ranking de Europa incluyen: Minsk (189), Bielorrusia; Ereván (180), Armenia; Tirana (179), Albania; y San Petersburgo (168), Rusia. En el puesto 107, Wroclaw, Polonia, es una ciudad europea emergente. Desde la adhesión de Polonia a la Unión Europea, Wroclaw ha sido testigo de un crecimiento económico tangible, en parte debido a su pool de talento, a una mejor infraestructura y a las inversiones directas tanto extranjeras como internas. La UE nombró a Wroclaw como la Capital Europea de la Cultura para el año 2016.

América

Las ciudades canadienses dominan los primeros cinco puestos de la lista de América del Norte. En el puesto cinco a nivel global, Vancouver encabeza la lista regional, seguida por Ottawa (14), Toronto (15), Montreal (23) y San Francisco (27). Las localidades que ocupan los puestos más bajos de la región son: Detroit (70), St. Louis (67), Houston (66), y Miami (65). Parakatil comenta: "En general, las ciudades de América del Norte ofrecen una alta calidad de vida y son destinos de trabajo atractivos para las compañías y sus expatriados. Se encuentra disponible una amplia gama de bienes de consumo y las infraestructuras, incluidas las prestaciones recreativas, son excelentes".

En Centroamérica y Sudamérica, la calidad de vida varía considerablemente. Pointe-à-Pitre (69), Guadalupe, es la metrópoli de la región que ocupa el puesto más alto del ranking, seguida por San Juan (72), Montevideo (77), Buenos Aires (81) y Santiago (93).

Asia Pacífico

Singapur (25) posee la más alta calidad de vida de Asia, seguida por cuatro ciudades japonesas: Tokio (43), Kobe (47), Yokohama (49), y Osaka (57). Dushanbe (209), Tayikistán, es la que ocupa el puesto más bajo del ranking de la región. Parakatil comenta: "Asia posee una mayor variedad de niveles de calidad de vida entre sus ciudades que cualquier otra región. Para numerosas localidades, como las de Corea del Sur, la calidad de vida está mejorando continuamente. Sin embargo, para otras, como algunas de China, inconvenientes como la gran contaminación del aire están mermando su calidad de vida".

Gracias a su considerable crecimiento en la última década, numerosas ciudades asiáticas de segundo nivel están comenzando a emerger como importantes lugares de negocios para las compañías multinacionales. Ejemplos de éstas incluyen Cheonan (98), Corea del Sur, que se encuentra estratégicamente ubicada en una zona donde operan varias compañías de tecnología. Durante las últimas décadas, Pune (139), India, se ha convertido en un centro de educación y hogar de TI, otras industrias de alta tecnología y la fabricación de automóviles. La ciudad de Xian (141), China, también ha sido testigo de algunos acontecimientos importantes, como el establecimiento de una "Zona de Desarrollo Económico y Tecnológico" para atraer inversiones extranjeras, asimismo es sede de diversos servicios financieros, consultoría y servicios informáticos.

En otros lugares, las ciudades neozelandesas y australianas ocupan los primeros puestos de la lista de calidad de vida, donde Auckland y Sydney se encuentran en los puestos 3 y 10, respectivamente.

Medio Oriente y África

En el puesto 73 del ranking global, Dubai es la ciudad de la región de Medio Oriente y África que ocupa el puesto más alto. Le siguen Abu Dhabi (78), Emiratos Árabes Unidos; Port Louis (82), Mauricio; y Durban (85) y Ciudad del Cabo (90), Sudáfrica. Durban ha sido identificada como un ejemplo de ciudad emergente en esta región, debido al crecimiento de sus industrias de manufactura y la creciente importancia del puerto de embarque. Sin embargo, este territorio suele dominar el extremo inferior del ranking de calidad de vida, con cinco de las últimas seis ciudades; Bagdad (223) ocupa el último puesto del ranking global.

"Medio Oriente y especialmente África continúan siendo una de las regiones más retadoras para las organizaciones multinacionales y los expatriados. La inestabilidad regional y los acontecimientos políticos, incluido el malestar social, la falta de infraestructura y las catástrofes naturales como las inundaciones, impiden que mejore la calidad de vida en muchas de sus ciudades. Sin embargo, algunas de ellas que pueden no haber sido muy atractivas para las compañías extranjeras se están esforzando para atraerlas", sostiene Parakatil.

últimas noticias