Bogotá es una de las ciudades más caras de América Latina