Bogotanos se quejan de incrementos hasta del 100 % en sus facturas

Noticias destacadas de Bogotá

Hay reportes de aumentos en casas y locales desocupados. Por la coyuntura, el Distrito invirtió $106.000 millones en subsidios para servicios públicos.

Según Enel - Codensa, el consumo de energía en los hogares ha aumentado, en promedio, 25 % en el tiempo de cuarentena. No obstante, a la Secretaría de Hábitat han llegado quejas de usuarios que reportan incrementos, en este y otros servicios públicos, que oscilan entre el 50 % y el 100 %. “Algunas denuncian cobros irregulares, ya que en el período de aislamiento, las viviendas o locales comerciales han estado desocupados”, detalló la administración.

Consultamos a las empresas de servicios públicos para conocer las posibles causas de estos incrementos. La Empresa de Acueducto explicó que si un predio está desocupado “la lectura del medidor debe ser igual a la presentada en la factura anterior”. No obstante, la compañía dice que se debe analizar cada caso, pues las presuntas alzas injustificadas pueden ser producto de medidores dañados o fugas. Enel - Codensa también insiste en la importancia de examinar cada caso. Sin embargo, asegura que hay escenarios en los que se impide el ingreso del personal que realiza las lecturas, por lo que no se puede conocer el consumo. Allí lo que se hace es cobrar por promedio y, para cuando puedan ingresar, se hace el ajuste en la facturación posterior.

Entre el 22 de mayo y el 6 de junio, Hábitat recibió 243 solicitudes, de las cuales, el 56 % tienen que ver con posibles irregularidades en el servicio del gas, 28,8 % con el de energía, 11,9 % con el de acueducto y 2,8 % con el de aseo. Para atender a la ciudadanía se habilitó un botón de ayuda en su página web llamado “Incremento Servicios Públicos”. La herramienta les pide a los usuarios el nombre, número de identificación y correo electrónico. Además, nombre de la empresa y una descripción de los hechos.

Hay que destacar que con esto la Secretaría no pretende asumir la obligación de las compañías de atender los reclamos de sus clientes, sino facilitar el traslado de sus inconformidades a las compañías. Quienes tengan predios no habitados en la cuarentena pueden solicitar la suspensión de los servicios, para no tener cobros. No obstante, esto podría significar futuros cobros por reconexión.

Pero los ciudadanos no han sido los únicos inconformes con los servicios públicos. En el debate de control político, al que citaron a la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, los representantes a la Cámara hablaron del tema, entre ellos Ricardo Ferro, del Centro Democrático, quien cree que se debe “ampliar el consumo básico de subsistencia en los servicios públicos, ya que, por la pandemia, las familias no permanecen diez horas en sus hogares, sino 24”. Argumenta que esto debe cambiar el cálculo del consumo que necesita una persona para sus necesidades básicas y para que se refleje en los subsidios.

Alternativas

Ante esta situación y para que los ciudadanos no sintieran tanto el golpe, el Distrito destinó $106.000 millones para subsidiar, del 12 de marzo al 30 de mayo, un porcentaje del consumo en los servicios de energía, acueducto, gas y aseo, en especial para los estratos 1 y 2. En energía y gas, con base en el Decreto 123 de 2020, se brindó un alivio del 20 % para estrato bajos, de los cuales el 10 % lo aportó la administración y el resto el prestador, es decir, Enel y Vanti. Para los hogares de estratos 3 y 4 el beneficio fue del 10 %, aportados por la Alcaldía. “Este beneficio se aplicará en proporción al número de días facturados en la emergencia y será implementado en las facturas de abril, mayo y junio de 2020”, detalló Hábitat.

En acueducto, el subsidio se aplica sobre la unidad básica de consumo adicional (UBCA), la cual es de 1,41 metros cúbicos y aplica para familias de estratos 1, 2, 3 y 4. En el caso de estos usuarios, según Hábitat, el descuento será de $15.056. En aseo, el subsidio es del 10 % sobre el valor de la factura, una vez se hayan aplicado los subsidios. Este beneficio es para familias de estratos 1, 2, 3 y 4 y aplica para la facturación de abril, mayo y junio. Estas ayudas pueden coincidir con los que otorga la nación; es decir, la posibilidad de que las personas que no tengan la capacidad para pagar sus facturas, puedan hacerlo en cuotas. A los usuarios de estratos 1 y 2 se les otorga un período de hasta 36 meses sin intereses y a los de 3 y 4 les da un plazo de 24 meses con tasa preferencial. Esta concurrencia aplicaría solo para el 10 % que otorga el Distrito, ya que el 10 % restante que aportan las empresas es un incentivo para pagos oportunos.

Según declaraciones de la alcaldesa Claudia López, a muchas familias aún no se les ven reflejados los descuentos, debido a demoras en la aplicación de los subsidios. “Hemos tenido dificultades con Codensa, que es la que más se ha demorado; acueducto es la que va más avanzada, y gas va en la mitad. Esos apoyos terminan este mes y confiamos en que hayan sido un alivio para muchos hogares”.

Codensa, por su parte, respondió a El Espectador que el descuento otorgado por la Alcaldía “sí se está aplicando y se ve reflejado en las facturas que se están entregando desde el pasado 22 de mayo de 2020”. La compañía agregó que, al 12 de junio, se han abonado $14.227 millones a 1,4 millones de cuentas, “lo cual representa un avance del 75 % del total de clientes objetivo”.

Las mencionadas irregularidades en facturación, y otras registradas en el territorio nacional, han sido atendidas por la Superintendencia de Servicios Públicos, que adelanta las investigaciones, a esto se suman las sanciones por más de $45.000 millones a prestadores de servicios públicos por incumplir en los indicadores de la calidad de agua, la regulación de subsidios y por fallas de continuidad en la prestación, entre otros. Por ahora, mientras las autoridades resuelven los reclamos de los usuarios y se ven reflejadas las ayudas, los ciudadanos se alistan poco a poco para la nueva normalidad.

Comparte en redes: