Bus de TM que se incendió había sido intervenido y entregado hace tres meses

El articulado, que cuenta con 1’043.000 kilómetros recorridos, tuvo problemas en la suspensión, lo que ocasionó la conflagración. De las seis personas que resultaron heridas, tres tienen incapacidad de entre tres y cinco días.

Cortesía.

La imagen de un bus de Transmilenio entre una columna de humo llenó de pánico a los usuarios del sistema que se encontraban en la noche del jueves en cercanías a la estación de Américas Carrera 53. En ese punto, un articulado del concesionario Somos K, que cubría la ruta M51 hacia el Museo Nacional, perdió un elemento de su sistema de suspensión, que ocasionó el fuego al interior del bus. Por el hecho, seis personas quedaron heridas: tres con lesiones de primer grado y otras tres con politraumatismos. (LEA: Incendio en un bus de Transmilenio deja seis heridos)

El hecho hizo recordar otros episodios ocurridos el año anterior, específicamente a inicios de septiembre, cuando tres articulados tuvieron problemas con sus neumáticos. Y el problema, nuevamente, es el mismo: la vida útil de los vehículos. El bus que se incendió cuenta con 1’043.000 kilómetros recorridos y hace parte de la Fase II de TM; es decir, está operando desde el año 2004.

>>> LEA: Otra vez, un bus de Transmilenio se quedó sin una llanta en pleno recorrido

No obstante, el articulado no ha operado continuamente durante más de 13 años. Cuando el bus se acercaba al millón de kilómetros recorridos, fue intervenido mediante un proceso que busca asegurar la seguridad del vehículo. Por tanto, es necesario desarmar todo el bus y ajustarlo, especialmente en cuestiones del chasis y la carrocería. Tras este procedimiento, que se hizo de la mano con el fabricante, el vehículo fue entregado en septiembre de 2017 y puesto nuevamente en funcionamiento. Cabe aclarar que este proceso, denominado técnicamente overhaul, se hace con todos los articulados que cumplen el millón de kilómetros.

Con el objetivo de que estos accidentes no ocurran más, este mes se presentarían los prepliegos de la licitación para renovar la flota actual de las Fases I y II, que sería adjudicada antes del segundo semestre del año. De esta forma se prevé la incorporación de entre 1.350 y 1.450 articulados y biarticulados que, se espera, ocurra entre diciembre de 2018 y diciembre de 2019.

>>> LEA: Nueva flota de buses de Transmilenio entrará en operación en diciembre de 2018

Transmilenio lamentó el hecho y aseguró que investigarán lo ocurrido para esclarecer las causas y responsabilidades del incendio. Dicha investigación se hará una vez el vehículo comprometido salga de la custodia de las autoridades competentes y llegue al patio del concesionario. Además, aseguró que el vehículo estaba en óptimas condiciones e incluso tenía todas las certificaciones al día.

“Este bus cuenta con la revisión técnico mecánica, que es un requisito de orden nacional. Estas revisiones siempre son realizadas en centros de diagnóstico automotor debidamente avalados por la autoridad competente. Estos centros de diagnóstico se constituyen entonces en unos terceros imparciales que verifican el óptimo estado de funcionamiento de los vehículos al momento de su inspección”, indicó Transmilenio a través de un comunicado.

Respecto a los afectados por el hecho, quienes resultaron más comprometidos fueron Maryuri Gil Torres, quien tuvo un esguince en su tobillo derecho, y Jhon Edison Lugo, quien tiene una lesión en su pie izquierdo. Ambos recibieron una incapacidad de cinco días. Por su parte, Martha Lizeth Nunca, sufrió una quemadura en su pierna y tiene una incapacidad de tres días.