Buscan imponer castigos para bromistas de la línea 123

El proyecto de acuerdo fue radicado en el Concejo de Bogotá.

El concejal Armando Gutiérrez González radicó el proyecto de acuerdo que incorpora al Código de Policía de Bogotá una norma para la utilización apropiada de la Línea 123 solo para casos de emergencias y de inseguridad y evitar hacer llamadas que no se adecúen a su propósito, so pena de aplicarse medidas correctivas como trabajo social, asistencia a programas pedagógicos y pago de multas.

“El uso indebido, las llamadas inoficiosas, las bromas, los insultos, las preguntas impertinentes y las que reportan información que no es real han sido un obstáculo que ha tenido que enfrentar el Sistema desde cuando entró en funcionamiento el 1 de junio de 2007, lo cual hace que los operadores pierdan tiempo valioso y distraigan su atención de acontecimientos que requieren una respuesta inmediata”, dijo el cabildante.

La Coordinación General del NUSE 123 informó que entre llamadas broma e inadecuadas para el año 2009 se realizaron 14´110.244 frente a 2´759.404 pertinentes, en el año 2010: 13´365.442 frente a 2´703.173 y en el año 2011 van 6´827.447 frente a 1´604.724.

“Estas son cifras preocupantes pues revelan un manejo equivocado de esta herramienta, ya que son más las llamadas improcedentes que se reciben que las procedentes, para cuya atención se invierten aproximadamente $20´000.000.000 anuales”.

Gutiérrez señaló que a nivel distrital no existe hasta el momento una norma que reproche este tipo de llamadas, por lo que la Administración no cuenta con mecanismos que le permitan sancionar a los ciudadanos que hacen un mal uso de la Línea NUSE 123.