Cada hora se imponen en Bogotá 13 comparendos por infringir el Código de Policía

Pasados cuatro meses desde que arrancó el cobro de multas, se han impuesto 39.918 comparendos. Ocupar el espacio público y comportamientos que ponen en riesgo la vida, las contravenciones más frecuentes.

Aunque la Policía admite que las multas son las protagonistas en la implementación del nuevo Código, insiste en que son la última instancia, en caso de que las situaciones se salgan de control y no haya posibilidad de una mediación.Archivo AFP - Referencia

Terminada la etapa pedagógica de su implementación, el pasado 1 de agosto comenzó a regir en firme el nuevo Código de Policía. Desde entonces –según revelan este jueves las autoridades– se han impuesto solo en Bogotá 39.918 comparendos por infringir la norma: en promedio 332 cada día.

De acuerdo con la Policía, el 37 % de los comparendos –que van hasta $786.000– son por ocupar el espacio público (14.957 en total), entre lo que se destaca el consumo de bebidas alcohólicas o sustancias prohibidas en la calle, además de realizar necesidades fisiológicas. Otro 29 % corresponde a comportamientos que ponen en riesgo la vida (11.660), como riñas, amenazas y porte de armas.

Por otro lado, por comportamientos inadecuados en Transmilenio –como colarse o protagonizar acciones contrarias a la convivencia dentro de estaciones y portales– se han impuesto también 6.492 comparendos: el 16 % del total.

Adicionalmente, el irrespeto a las autoridades, lo mismo que obstaculizar o resistirse a un procedimiento de identificación o individualización, ha dejado como resultado 4.078 comparendos (el 10 %).

Al hacer un balance de la implementación del nuevo Código, que también ha dejado la aplicación de un total de 88.650 medidas correctivas, la Policía señaló que continuará reforzando su trabajo de la mano con la Alcaldía Mayor y demás entidades distritales.

Según el Código, el 60 % del recaudo por concepto de comparendos será para que las alcaldías inviertan en programas de prevención, convivencia y cultura ciudadana, así como los cursos pedagógicos. El resto para inversión en temas de seguridad.

Aunque la Policía admite que las multas son las protagonistas en la implementación del nuevo Código, insiste en que son la última instancia, en caso de que las situaciones se salgan de control y no haya posibilidad de una mediación.

Según la ley, los ciudadanos que sean sancionados con las multas tipos uno y dos, cuyo valor es de $98.362 y $196.724, podrán escoger entre pagar o participar en una actividad pedagógica y social. En el caso de los infractores reincidentes, la multa incrementaría a 50 %. Los sancionados tienen cinco días para cancelar su deuda y beneficiarse con una rebaja de un 50 %. Si pasan seis meses y no ha saldado la multa, se declarará al ciudadano deudor moroso del Estado.

 

últimas noticias

Agilizar la calle 13, problema de peso