Candidata del Centro Democrático

“La gestión de Peñalosa la califico con un dos sobre cinco”: Ángela Garzón

A pesar de que su partido fue parte de la bancada de gobierno en el Concejo, de cara a elecciones, la candidata del Centro Democrático marca distancia con la actual administración y perfila lo que será su candidatura.

 La concejal Ángela Garzón, hija del exvicepresidente Angelino Garzón, es la carta del uribismo para quedarse con la Alcaldía. / Mauricio Alvarado
La concejal Ángela Garzón, hija del exvicepresidente Angelino Garzón, es la carta del uribismo para quedarse con la Alcaldía. / Mauricio Alvarado

Ángela Garzón, hija del exvicepresidente Angelino Garzón, formó parte de la lista del Centro Democrático (CD) al Concejo de Bogotá, que sumó 271.000 votos. Su desempeño ha sido destacado, según el informe “Concejo cómo vamos”, y ahora es la abanderada del uribismo para competir por la Alcaldía de la capital.

>>>Lea: Ángela Garzón es la candidata del Centro Democrático a la Alcaldía de Bogotá 

Si bien marca distancia con el alcalde Enrique Peñalosa, asegura que hay que continuar con sus obras de infraestructura y no es tajante en si intervendría o no la reserva Van der Hammen. Declara estar abierta a una consulta interpartidista y tener propuestas para reducir la inseguridad.

De los tres precandidatos parecía ser la de menor chance. ¿Por qué ganó?

Tenía el apoyo del congresista más votado en Bogotá: Edward Rodríguez (104.000 votos) y en el Concejo la mayoría de mis proyectos son acuerdos, como movilidad eléctrica o Bogotá 24 horas. He trabajado por esta ciudad desde hace 15 años. Tal vez algunos medios no me tenían presente, pero la gente sí. La política que hago es saliendo a las calles, estudiando la ciudad y construyendo propuestas con las personas.

Bogotá no parece ser un bastión del uribismo. ¿Cómo ganar seguidores?

Hemos tenido una buena participación en las elecciones, por ejemplo, nuestra lista a la Cámara de Representantes fue una de las más votadas, entonces esa teoría no es del todo cierta. Vamos a hacer que los ciudadanos se enamoren de nuestras propuestas e ideas.

Antes formó parte del Partido Liberal, ¿cómo llegó al CD?

En 2013 fui la secretaria social y de participación del Partido Liberal. En ese entonces, mi padre era el vicepresidente y desde 2010 acompañamos al gobierno Santos, porque representaba los postulados del uribismo, pero después todos saben las diferencias que hubo en su gobierno. Estuve hasta 2014, cuando renuncié. En 2015 acepté la invitación para ser parte de la lista al Concejo de Bogotá.

¿Qué tan cercana es a Álvaro Uribe, el jefe natural del partido?

Tengo respeto y admiración por él. Comparto los postulados del partido y mis propuestas están basadas en los cinco pilares del CD: confianza inversionista, austeridad, seguridad democrática, cohesión social y diálogo popular.

Tras ganar la candidatura, ¿el próximo paso será la consulta interpartidista?

No se ha definido. Por ahora vamos a hacer foros en las localidades. Seguiremos trabajando en las calles y el partido está abierto a coaliciones, pero ahora estamos enfocados en nuestros proyectos.

¿Y una consulta con Miguel Uribe?

Lo debe evaluar el partido. Ya le informamos al Consejo Nacional Electoral nuestra intención de hacer consultas no solo en Bogotá. Hoy el CD tiene candidata única, pero estamos abiertos a escuchar propuestas. No descartamos coaliciones para ganar la Alcaldía.

¿Cómo imagina la campaña? ¿Habrá guerra sucia?

Quiero una campaña sin polarización, sin ofensas y sin especulaciones. Trabajaré con argumentos, que es lo que requiere la ciudadanía, que está cansada de las peleas entre gobernantes e ideologías. Bogotá requiere propuestas y trabajo.

¿Qué problema de Bogotá priorizaría?

Hay muchos problemas interconectados y un alcalde debe trabajar en todos los frentes. Hay un tema clave, que es recuperar la cultura ciudadana. Sabemos que acá es posible, debemos enfocarnos en eso. Esa transformación ayudaría a mejorar la movilidad, la seguridad y la generación de empleo.

En movilidad, ¿les apostará a Transmilenio y al metro elevado?

El metro debe ser una realidad. Me preocupa que en el POT radicado en la CAR solo se plantea la segunda línea, y debe haber más. El metrocable de San Cristóbal tampoco está y lo necesita la ciudad. Frente a TM, hay que hacer la troncal de la Av. Villavicencio y la Av. 68. Están los recursos por cupo de endeudamiento y vigencias futuras. La administración actual dice que los va a dejar licitados, pero los cronogramas se han corrido y debemos asegurar que se hagan, porque son alimentadoras del metro.

La seguridad es un tema sensible. ¿Cuál es su propuesta concreta?

Hay que apostarle a la tecnología, empezando por facilitar la denuncia e interconectando las cámaras con inteligencia artificial y con todos los sistemas de la Policía. También hay un déficit de pie de fuerza y hay que mirar qué tipo de uniformados tenemos, pues nos hacen falta agentes de infancia y adolescencia, así como de inteligencia y en transporte público.

¿Está a favor o en contra de intervenir la reserva Van der Hammen?

El proyecto como está planteado no me gusta. Está hecho sobre una proyección de población de 8,3 millones de habitantes y el nuevo censo demostró que somos 7,2 millones, entonces no me cuadran las cuentas. Hay unos proyectos importantes de renovación urbana y de construcción para realizar, y sobre ellos debemos poner el énfasis.

Pero, ¿la intervendría o no?

La recuperaría. La actual propuesta busca preservar más hectáreas bajo un modelo financiero de cargas urbanísticas, y si no tenemos la población proyectada, pues no vamos a tener ese retorno.

¿Qué tendría en cuenta de la Alcaldía de Enrique Peñalosa y qué no?

Hay que seguir con las obras que necesita esta ciudad. Esperamos que salgan las licitaciones este año, pues todo está en el papel y no se ha concretado. Hay que impulsar proyectos como las troncales de las avenidas Ciudad de Cali y la 68, así como la PTAR Canoas. Seguiría con el programa de parques y la implementación de la jornada única, que solo es del 14 %. Desecharía la valorización, que la tengo demandada desde diciembre de 2018, pues debemos recuperar la confianza de la ciudadanía antes de hacer cualquier cobro.

De uno a cinco, ¿cómo califica la gestión del alcalde Peñalosa?

Por la ejecución en las obras de infraestructura, que lleva un 20 %, le pondría un dos, pues no ha sido la que esperábamos y como apostamos en el Concejo, cuando aprobamos el cupo de endeudamiento y las vigencias futuras.

 

[email protected]

842234

2019-02-27T22:00:00-05:00

article

2019-02-27T22:00:01-05:00

[email protected]

none

Javier González Penagos /Twitter: @Currinche

Bogotá

“La gestión de Peñalosa la califico con un dos sobre cinco”: Ángela Garzón

83

6961

7044