Calle 13: ¿debate moral o económico?

Hay controversia por el concierto que realizará Canal Capital.

Calle 13 fue vetado en 2009 por el alcalde de Manizales, por un mensaje contra el expresidente Álvaro Uribe. Hoy es motivo de polémica en Bogotá. / Reuters

“No me hablen de carteles ni de los sopranos, la mafia más grande vive en el Vaticano, con el truco de la fe se cogen a la gente, se cogen a cualquiera que piense diferente”… Calma pueblo, Calle 13.

Eso dice Calle 13 de la religión. Pero no sólo “dispara” contra la fe, sino contra todas las instituciones. Por eso su música ha sido censurada y genera polémica. Sin embargo, en Colombia, adicional a esto también ha sido motivo de polémica política. Primero fue en 2009 cuando un exalcalde de Manizales vetó al grupo por criticar al expresidente Álvaro Uribe. Ahora, en Bogotá, por cuenta de un choque entre un grupo de concejales cristianos y el gerente del Canal Capital.
La agrupación se presentará el próximo miércoles en el Concierto de la Esperanza, que será gratuito para los bogotanos. La contratación del evento correrá por cuenta del Canal Capital (que es del Distrito), la cual gastó $1.360 millones en su organización. Esto no fue bien visto por algunos concejales, quienes lo consideraron como un despilfarro, ya que el canal tiene un déficit de $40.000 millones. Además, criticaron que en Bogotá le van a pagar al grupo $700 millones, cuando en otras ciudades ha cobrado sólo $160 millones.

Así lo expresó la concejal Clara Lucía Sandoval, quien agregó que Canal Capital, como empresa industrial del Estado, no era ajeno al control político del Concejo. “El canal tiene un déficit enorme, por lo que la Contraloría dijo que está inmerso en causal de liquidación. Y aunque en los últimos años ha obtenido ganancias por $800 millones, ahora se gastarán $1.360 millones en un evento. Es decir, en hora y media se gastarán las ganancias de dos años”.
Sin embargo, más allá de la protección del patrimonio público, también hay cuestiones más subjetivas que han incrementado el debate. La concejal Sandoval agregó que también estaba en contra del concierto, porque Calle 13 usaba un lenguaje inapropiado contra la mujer. Como antecedente destacó que en República Dominicana vetaron nueve de sus canciones por atentar contra la moral y la familia, por denigrar a la mujer y por incitar a la violencia y las drogas.
“Así se puede evidenciar en la canción A limpiar sucio, donde dice: “Me he clavado como a 500 gevas, flacas, gordas, enanas, gemelas… Porque a mí me gustan las viejas. Así medio pendejas”. Por esto exijo que se cumpla la ley contra la discriminación de la mujer, “la cual consagra disposiciones para la prevención y sanción de toda forma de violencia”.

Carga religiosa

Hollman Morris, gerente del Canal Capital, reconoció que el concierto cuesta $1.360 millones, aunque dijo que más que un gasto, era una inversión. “Más allá del precio, lo que hay detrás es todo un debate con un alto contenido religioso y de intolerancia contra un grupo musical. No podemos desconocer que este debate está contaminado de fanatismo y de homofobia”, dijo en Blu Radio. “En la industria de los medios no hay nada más caro que hacer televisión. Y desde que llegué a Canal Capital me fijé la meta de convertirlo en el mejor canal público del país y para eso se necesita inversión. Aclaro que esta es la tercera edición del concierto y antes no hubo polémica. Los concejales nunca se preocuparon por el futuro, la calidad, el bienestar y el desarrollo de la televisión pública, sólo ahora que viene Calle 13”.

Ante este señalamiento, la concejal dijo que en sus denuncias no hay tintes religiosos. “Mi cristianismo es mi forma de pensar, pero cuando doy debates me concentro en la ley. Lo que nos interesa es proteger los recursos públicos. Mal haríamos en guardar silencio, porque es Canal Capital o por ser Calle 13, para que no digan que es cuestión religiosa”.

Mi ganancia: la audiencia

En cuanto a la situación financiera del canal y la supuesta causal de liquidación, Morris señaló que eso es falso. Que si bien existe un déficit de $41.000 millones, era un acumulado de 16 años y que desde que él llegó en 2012 el canal ha dado ganancias en dos años. “Este es un debate que tenemos con el contralor, porque la misión de la televisión pública no es dar ganancias, es generar contenidos y formar audiencias. Cuando asumí, el 90% de los bogotanos no sabían que este era el canal público de la ciudad. Diseñamos una estrategia con los conciertos para posicionarnos. Hoy Canal Capital es la cuarta entidad mejor calificada del Distrito”.

Sobre los $700 millones que le pagarán a Calle 13 dijo: “Es un grupo que está de gira promocional. Será el único concierto en Colombia y será gratis en Bogotá. Canal Capital les quiere dar a los bogotanos espectáculos de calidad, no por ser públicos vamos a dar eventos baratos. Para que este sea el mejor canal público, hay que hacer eventos de calidad”.

Por ahora, más allá del debate político o religioso, Calle 13 se presentará el miércoles en un concierto gratuito que se podrá disfrutar en vivo en Bogotá.

bogotá@elespectador.com

491509

2014-05-09T22:40:31-05:00

article

2014-05-10T07:57:18-05:00

none

Redacción Bogotá

Bogotá

Calle 13: ¿debate moral o económico?

38

5145

5183

Temas relacionados