Camioneta blindada del magistrado Castro invadió carril de Transmilenio

El magistrado Fernando Castro Caballero argumenta que sufrió un desmayo y fue trasladado de urgencia a su casa.

Una camioneta blindada y acompañada por su escolta motorizado invadió el lunes, un carril exclusivo de Transmilenio. El hecho generó serias críticas por parte de varios ciudadanos que vieron interrumpido su trayecto mientras pasaba la comitiva.

Incluso, el alcalde Enrique Peñalosa envió la fotografía del infractor y rechazó este tipo de comportamiento que calificó de “ilegal” y “abusivo”.

Este martes se conoció el nombre del infractor. Se trata del magistrado de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia Fernando Castro Caballero, quien según confirmó Blu Radio, invadió el carril de Transmilenio porque se sentía enfermo.

De acuerdo con el relato que el magistrado Castro le hizo vía telefónica al director de Mañanas Blu Néstor Morales, cometió la infracción porque sufrió un desmayo y tras el hecho tomó la decisión de invadir el carril de Transmilenio con su escolta para salir del trancón en que se encontraba en el centro de Bogotá. Sin embargo, según su versión, como se recuperó rápidamente se fue para su casa y no acudió a ningún centro médico.

Se conoció además que el magistrado, cuando se enteró de la queja pública del alcalde Peñalosa, le pidió a la presidenta de la Corte, Margarita Cabello, que llamara a la Alcaldía para ofrecer las respectivas disculpas ante ese comportamiento.

Esta no es la primera vez que el alcalde critica este tipo de actuaciones por parte de funcionarios que creen estar por encima de las reglas. De hecho las únicas caravanas autorizadas para detener el tráfico son las que involucran al presidente de la República, según el Código de Tránsito.

Nadie excepto Presidente excepcionalmente autorizado usar carriles Transmilenio: funcionarios abusivos irrespetuosos de ciudadanía lo hacen, dijo el burgomaestre en un trino publicado la semana pasada.

Esta no es la primera vez que una camioneta blindada invade el carril de Transmilenio. El caso más sonado fue el del empresario Luis Carlos Sarmiento, quien contra toda norma, paralizó la movilidad, cerró el paso de conductores y hasta regularizó el tránsito con el ánimo de facilitar la movilidad de su caravana. (Lea: Fuerte reclamo del Secretario de Seguridad de Bogotá a escoltas de Luis Carlos Sarmiento)