"El joropo es la altanería del llanero": Cholo Valderrama

hace 0 sec

'En Campo Verde no hay indígenas': Mininterior

El Ministerio sostiene que previo al fallo del Consejo de Estado, que ordenó verificar si la zona –ubicada en Bosa– es territorio indígena, ya había certificado que no había comunidades étnicas.

Uno de los lotes en Bosa que aparentemente serían territorio ancestral de la comunidad muisca y donde se pretende construir un plan de vivienda. / Luis Ángel

Luego de que el Consejo de Estado suspendió provisionalmente las obras del proyecto de vivienda de Campo Verde, en la localidad de Bosa –mientras se verifica si es territorio indígena– este martes el Ministerio del Interior emitió un comunicado en el que sostiene que en el sector no se evidenció presencia de comunidades étnicas. (Lea: En Campo Verde, ahora el lío es étnico)

El proyecto, que contempla edificar 6.200 viviendas de interés prioritario y de interés social a orilla del río Bogotá, fue suspendido mientras el Ministerio, en un plazo de ocho días, verifica si los lotes donde se pretende intervenir corresponden a territorio indígena. Sin embargo, la dirección de Consulta Previa del Mininterior señala que previamente ya había certificado que en la zona no había indígenas. 

“La dirección de Consulta previa expidió con anterioridad la certificación de no presencia de comunidades étnicas dentro del polígono que corresponde al área del proyecto Plan Parcial Campo Verde, ya que después de adelantada visita de verificación en campo, no se evidenció presencia de comunidades étnicas representada en asentamientos de población o predios de índole colectivo”, sostuvo el Ejecutivo. (Lea: Suspenden obras en Campo Verde mientras verifican si es territorio indígena)

No obstante, ante la determinación del Consejo de Estado –que acogió una tutela radicada por la Comunidad Indígena Muisca de la localidad de Bosa, en la que pidió que se les protegieran los derechos fundamentales a la consulta previa, a la identidad cultural y al debido proceso– el Ministerio dejó entrever que nuevamente verificará con visita en campo la presencia o no de comunidades étnicas.

“La dirección realizará todas las acciones necesarias para dar cumplimiento a lo ordenado por el Consejo de Estado, dentro de los términos y condiciones presentados en la Sentencia”, agrega la información. Si se comprueba la presencia, el proyecto quedará suspendido hasta que se realice consulta previa.

Según el grupo étnico, los dos proyectos promovidos por el Distrito en la zona –El Edén y Campo Verde– se autorizaron sin consultar a las comunidades y sin tener en cuenta que estaban en terrenos ancestrales, con lo que la administración puso en riesgo su identidad cultural.

Aunque inicialmente la comunidad perdió la pelea, en segunda instancia la justicia les dio la razón. El Consejo de Estado amparó los derechos de los muiscas de Bosa y ordenó, por un lado, suspender el plan El Edén hasta que se surta la consulta previa, y por el otro, suspender de manera provisional las obras en Campo Verde hasta que la Dirección de Consulta Previa del Ministerio del Interior determine si las obras afectan terrenos indígenas.

La decisión del Consejo de Estado se conoce justo un mes después del anuncio del Distrito sobre la reactivación del proyecto Campo Verde, que llevaba casi dos años suspendido por encontrarse en zona de riesgo de inundación. (Lea: Proyecto de casas para personas de escasos recursos en Bogotá sí se podría inundar)

El anuncio desató un debate técnico en torno a los riesgos de inundación sobre la urbanización. Sin embargo, luego tomó tintes políticos, al revivir el choque entre el exalcalde Gustavo Petro y el vicepresidente Vargas Lleras (ambos con aspiraciones presidenciales) alrededor de la política de vivienda en la capital. (Lea: Choque político por urbanizar Campo Verde)

Los indígenas muiscas han estado desde el siglo XVII, intermitentemente, en las veredas de San Bernardino y San José, en la localidad de Bosa. Desde 1999, el Ministerio del Interior les reconoció su identidad indígena y sus derechos como comunidad. Esto incluye, por supuesto, la consulta previa para proteger sus tradiciones y los territorios donde están ubicados. En 2006 y 2011 el Distrito adoptó dos urbanizaciones llamadas Edén- El Descanso y Campo Verde.

Al respecto, Sandra Cobos, Gobernadora Indígena de la comunidad Muisca de Bosa, señaló que la determinación del Consejo de Estado es una oportunidad para que la administración y el Ministerio del Interior hagan lo que tienen que hacer: reivindicar su territorio.

"En otras oportunidades hemos tenido ese acercamiento, pero siempre es por un fallo judicial. Lo que esperamos es que se reconozca que es un territorio ancestral, que tiene una memoria y una historia, y no un territorio particular (…) Lo que sí nos preocupa es cómo otros puedan ver este asunto. La comunidad Muisca de Bosa nunca se ha opuesto al desarrollo de la ciudad. Lo que hemos pedido es que sea un desarrollo armónico, concertado y que nos permita seguir existiendo en nuestro territorio. Que tengan en cuenta nuestros principios culturales y nuestro relacionamiento con el territorio", sostuvo la Gobernadora.

“En Campo Verde tenemos un humedal en el que tradicionalmente hemos hecho nuestros rituales y pagamentos. Es un lugar sagrado para nosotros y a pesar de ello, ahora está cerrado. Mientras para un católico, una capilla es un símbolo para los católicos, porque representan su espiritualidad, para nosotros el humedal representa lo mismo, pero no nos dejan hacer uso de él. Lo que queremos es propiamente eso, que entiendan nuestras costumbres y nos permitan la conexión y permanencia en nuestro territorio ancestral. No queremos que lo entiendan como resistencia al desarrollo", concluyó.

Temas relacionados