Caos en las calles de Bogotá por fuertes lluvias

En varias zonas de la ciudad se formaron espejos de agua de hasta 50 centímetros, haciendo imposible la movilidad. Semáforos presentaron intermitencias y cuadras enteras quedaron sin electricidad.

Twitter: @naganicol

El invierno ha sido implacable con la capital del país. Las lluvias de los últimos meses han dejado inolvidables imágenes, unas tan reiterativas como la carrera novena inundada y otras tan curiosas como la estación de Transmilenio de Ricaurte con el agua casi en las rodillas de los usuarios. Este viernes, nuevamente las fuertes lluvias llenaron de agua los principales corredores viales de la ciudad, provocando interminables trancones y hasta el corte del fluido eléctrico en varios sectores de la ciudad.

Prácticamente todos los puntos de Bogotá se vieron afectados de una u otra forma por la incesante lluvia que durante unas cuatro horas cayó sobre la ciudad. En el noroccidente de la ciudad, los barrios de Las Ferias, La Granja y Barrios Unidos, el agua incluso ingresó en varias viviendas. Según los primeros reportes, esto se debió a los desniveles entre los pisos y los sumideros.

Un poco más hacia el oriente, en la concurrida avenida 68, la intersección con la calle 80 quedó totalmente inundada. La congestión llegó a su punto más crítico cuando un carro quedó atrapado, haciendo imposible el avance de los demás vehículos. Varios espejos de agua se formaron a lo largo de la 68, especialmente en la calle 98 (Centro Comercial Floresta), calle 63 (Parque Simón Bolívar) y calle calle 53. Así, el tráfico pesado llegó hasta la localidad de Suba, en la que los mayores daños por las lluvias fueron las fallas eléctricas que dejaron muchos semáforos inservibles.

En la zona comprendida entre la Avenida Suba, la calle 127 y la carrera 58, se registraron múltiples fallas de energía que repercutieron en el embotellamiento del sector. Otras zonas con espejos de agua que impidieron la adecuada movilidad en la ciudad fueron la localidad de Puente Aranda y la avenida Boyacá, que presentó inundaciones en las intersecciones con la calle 80 y la 170.