Capturado en Ibagué uno de los 'sayayines' del Bronx

La Policía asegura que el hombre detenido participó en el secuestro y tortura de dos detectives del CTI de la Fiscalía, hecho que ocurrió en uno de los edificios del Bronx.

El desmantelamiento del Bronx y las decenas de crímenes que se cometían a unos pasos de policías, militares, y los palacios de Nariño y Liévano, es la acción más trascendental que ha llevado a cabo Enrique Peñalosa en sus primeros ocho meses de gobierno. Desde el momento en que más de 2.000 hombres de la Fuerza Pública se tomaron el lugar, todo lo que allí había empezó a dispersarse por diferentes lugares de la ciudad, e incluso del país.

La Policía Nacional reportó este lunes que labores investigativas de la entidad, en un trabajo conjunto con el CTI de la Fiscalía, dio como resultado la captura de un hombre que sería uno de los ‘sayayines’ que custodiaban el Bronx, “protegían” a los adictos y se encargaban de que el multimillonario negocio de la droga fluyera en ese lugar. La captura del sujeto se dio en Ibagué, Tolima, y su identidad será revelada en una rueda de prensa que dará la Policía desde las 6:00 a.m. Según reportes preliminares, el hombre capturado sembraba terror en centro de Bogotá, y utilizada a los habitantes de calle para sus pretensiones.

La captura de este hombre sería especial, debido a los crímenes de los cuales es señalado por las autoridades. Según la policía, el sujeto estaría involucrado en el secuestro de los dos integrantes del CTI de la Fiscalía, que fueron torturados en un edificio dentro del Bronx, luego de que ambos intentaran dar con el paradero de una persona que estaba desaparecida. La tesis que sostienen las autoridades es que el ‘sayayín’ huyó a la capital del Tolima, desconociendo aún si fue luego de ese episodio o por cuenta de los operativos que llevaron a cabo distintas fuerzas para acabar con las bandas de microtráfico en el centro de Bogotá.

El caso de la retención y tortura a los dos detectives del CTI ocurrió el 26 de mayo de 2015, cuando ambos llegaron a la zona tratando de ubicar a Wilson Fernando Núñez Contreras, reportado como desaparecido. Contactaron a alias Arepas (conocido de Núñez y campanero en el Bronx), quien a su vez los contactó con otro campanero: alias Chabuco. A ambos agentes los secuestraron sujetos vestidos de payaso y los llevaron a una casa conocida como Amarillo (carrera 15 bis N° 9ª-12). Uno de ellos era Rónald Rodríguez, alias el Flaco, quien sacó un revólver y les dijo que iban a jugar a la ruleta rusa; luego los asfixió con un cable y, finalmente, los amenazó con un machete. La frase: “Los vamos a picar y a meter en costales”. Pasaron cuatro horas de tortura para dejarlos ir, no sin antes advertirles que no denunciaran.

 

últimas noticias