Capturan a cinco 'sayayines' en medio de operativo en el llamado 'segundo Bronx'

Extorsionaban a los comerciantes del barrio La Estanzuela. Fueron encontrados 10 menores de edad, quienes eran los encargados de distribuir la droga.

Comerciantes de las zonas aledañas a las ollas intervenidas piden más seguridad. /Andrés Torres

El pasado 28 de mayo 2.000 personas, entre Policía, Ejército, CTI de la Fiscalía, funcionarios del ICBF y la Secretaría de Integración Social llevaron a cabo un gran operativo en el sector del Bronx, en el centro de Bogotá, que terminó con el desalojamiento de cientos de habitantes de calle que vivían en estos lugares y un gran golpe contra una red de narcotráfico que se había apoderado del lugar. (Arquitectura criminal del Bronx: Torturaban hasta en edificios del Distrito)

Pero, aunque ahora el sector de la L se encuentra desolado, esto no significa que el microtráfico que operaba allí se hubiera acabado. Simplemente, migró a otras zonas porque el Bronx era apenas una de las 11 ollas madre (grandes expendios de estupefacientes) que hay en Bogotá y los ganchos buscaron nuevos espacios. Por eso, las autoridades han realizado operativos en otras zonas aledañas como: Cinco Huecos y San Bernardo. (Así fue el operativo de la policía en el Bronx)

Esta madrugada, más de 600 hombres de la Sijín y el Gaula de La Policía llegaron al barrio La Estanzuela conocida como el ‘segundo Bronx’, donde la banda de ‘los sayayines’ - que manejaba el negocio de la droga en el sector de la L – impuso el terror y ahora extorsionan a los comerciantes del barrio. (Video: Así se tomaron autoridades el hotel de Los sayayines en el 'segundo Bronx')

Los habitantes de la calle que llegaron a ese lugar al ser desalojados del Bronx, son usados por ‘los sayayines’ para amedrantar a los comerciantes para que estos no abran sus locales y tampoco denuncien. (Dramático video evidencia cómo 'Los Sayayines' desaparecen a niño en el Bronx)

Los comerciantes de zonas aledañas a las ollas intervenidas en el centro dicen que los delincuentes les están restringiendo el horario y que de no cumplir, les queman los negocios. Cansados de la situación, algunos se han armado con palos para defenderse de los habitantes de calle, quienes a cambio de droga que les ofrecen 'los sayayines' se prestan para extorsionar.

“Les suministran la droga a cambio de intimidar a comerciantes para que no denunciaran y para obligarlos a permanecer en distintos sectores. Ellos definitivamente no se quieren ir del centro”, aseguró el coronel Douglas Restrepo, jefe de la Sijín en Bogotá.

Durante el operativo fueron capturados cinco miembros de la temida banda, una granada de fragmentación y varias sustancias psicoactivas.

Además fueron encontrados 10 menores de edad que eran los encargados de distribuir los estupefacientes en el sector.