CAR insta a Distrito a proteger la Van der Hammen de escombros

La Corporación advierte del desplazamiento de especies de fauna, pérdida significativa del suelo, de especies de flora, y la afectación del agua por el tráfico indiscriminado de escombros.

Archivo El Espectador / David Campuzano

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) –la misma entidad que eventualmente tendrá que decidir si levanta una restricción y autoriza al Distrito para urbanizar la reserva Thomas Van der Hammen– instó a la Administración de Bogotá a aunar esfuerzos para combatir disposición ilegal de escombros en la zona.

La autoridad ambiental, que destaca que la mayor problemática de la reserva es la disposición irregular de residuos, elevó un llamado a la Secretaría de Movilidad para combatir la circulación de escombros en volquetas que luego los arrojan a diferentes predios del área de conservación.

“Cientos de volquetas depositan a diario los residuos sólidos compuestos de material de construcción mezclados con plásticos, icopor, materia orgánica, madera, entre otros, causando taponamiento de canales (vallados), deterioro del paisaje y malos olores en el caso de la descomposición de la materia orgánica”, advierte la entidad.

Pese a que la CAR sostiene que cuenta con un equipo especializado en áreas protegidas para supervisar, controlar y sancionar a los infractores, esta tarea –dice– “necesita el apoyo de entidades que puedan contribuir para suprimirles herramientas a los contraventores; para quienes esta actividad ha resultado un buen negocio”.

Y es que según pudo establecer la autoridad ambiental, en diferentes sitios ilegales de disposición dentro de la reserva, se cobra una tarifa aproximada de $40.000, lo que hace que sea atractivo desde el punto de vista económico.

Por ello, la Corporación insta al Distrito a ejercer autoridad a través del Pin que a cada volqueta se le asigna o mediante el Plan de Gestión Integral de Residuos Peligrosos, que deben llevar quienes realizan la actividad bajo la legalidad

“Es importante recalcar que en Bogotá sólo el predio denominado La Fiscala es apto para recibir Residuos de Construcción y Demolición (RCD), lugar o alternativa avalada por la Secretaria Distrital de Ambiente. Por ahora, se realizó la petición y se espera la colaboración de la Policía Nacional y/o Policía de Tránsito, quien sería el competente en este caso”, agrega la CAR.

Temas relacionados

 

últimas noticias

El espinoso camino para salvar el SITP