Cara a cara por la Alcaldía

Los tres candidatos que encabezan la encuesta de Gallup en Bogotá se enfrentaron en torno al metro y la corrupción, y revelaron nombres para sus equipos de gobierno.

El panorama de la campaña a la Alcaldía de Bogotá ya no es el mismo escenario incierto de hace dos meses cuando, incluso, se hablaba de la probabilidad de la candidatura del expresidente Álvaro Uribe. Ayer, el debate realizado por la alianza informativa de El Espectador, Caracol Radio y Canal Caracol reveló la manera en la que Gustavo Petro, Enrique Peñalosa y Antanas Mockus están jugando sus cartas.


Con 25% de la intención de voto, —según la encuesta de Gallup-Colombia revelada ayer por la alianza informativa—, Petro se mostró tranquilo y deliberativo. Peñalosa, que le sigue en la misma encuesta con el 19% de la intención, apareció algo más agitado y confrontativo, y en varias ocasiones se lanzó a criticar a su rival con modos más agresivos, diferentes a los mostrados en debates anteriores.


Peñalosa atacó en varias oportunidades a Petro por “quitarle la palabra” y aseguró que esa ha sido su costumbre durante sus quince años de congresista. También le dijo “iluso” al hablar de las cifras que costaría construir el metro y repitió que Petro “no ha administrado ni un parqueadero”.


En el centro del debate —en el que brillaron más las ideas que los ataques—, el representante de la Alianza Social Independiente, Antanas Mockus, con 12% en la encuesta, apareció conciliador y firme en su bandera de la cultura ciudadana y la transparencia.


Hubo tiempo para hablar de reforma urbana, de movilidad, reformas para eliminar la corrupción y hasta de algunos candidatos a conformar sus equipos de gobierno.


¿Metro o Transmilenio?
Para Gustavo Petro, el metro es una prioridad y se puede financiar con la sobretasa a la gasolina de la capital. Agregó que Transmilenio sería un alimentador del metro y los costos de su construcción disminuirían utilizando cemento en vez de asfalto para las losas.


Enrique Peñalosa señala que hay que conseguir un aporte importante del Gobierno para la construcción del metro. Para él, la movilización de los ciudadanos no puede depender sólo del metro, de manera que “es fundamental mejorar los sistemas de buses”.


Antanas Mockus reiteró que “el metro no va a resolver los problemas de movilidad de la ciudad”. La solución del candidato a estos inconvenientes es “el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) y la troncal ambiental de la séptima”.


¿Nombres en su gabinete?
Petro asegura que en su gabinete habrá seis mujeres y seis hombres. Entre ellos, Jorge Iván González, exdecano de Economía de la Nacional, para Integración Social; María M. Maldonado, del Instituto de Estudios Urbanos, para Planeación; el economista Ricardo Bonilla, para política económica, y Ana T. Bernal, en reparación de víctimas.


Peñalosa prefirió reservarse nombres, pero se lanzó a invitar a David Luna como secretario de Seguridad. También mencionó a Isabel Segovia, exviceministra de Educación del presidente Álvaro Uribe. Para la dirección del IDU: Andrés Pacheco, exfuncionario de esta entidad.


Mockus trabajaría con la exministra de Educación Cecilia María Vélez, la empresaria y militante de su movimiento María Isabel Patiño y Liliana Caballero.


Enfrentar la corrupción
Gustavo Petro comenzó asegurando que lo importantes es “tener a un alcalde capaz de desmantelar las mafias”. Agregó que considera relevante otorgarle poder a la ciudadanía, por ejemplo, incluyendo en los contratos del transporte comités de usuarios que reporten la operación de las rutas.


Para Enrique Peñalosa lo esencial es “una campaña donde uno nunca reciba aportes de nadie que sea proveedor ni contratista” y “jamás nombrar a nadie por recomendación política, solamente por méritos”.


Antanas Mockus propone “presión social organizada, sanciones legales y una invitación al sector cultura para que siembre culpa”.


Los detalles


Campaña sin intereses
Los tres candidatos aseguraron que en ninguna de sus campañas hay respaldo por parte de empresarios vinculados al sector transporte que interfieran en sus propuestas políticas. Peñalosa aseguró “nunca he recibido un peso ni de buses ni de contratistas ni de proveedores del Distrito”.


Simpatía con...
David Luna, expresó el candidato Enrique Peñalosa, y agregó que “le ofrecería que ocupara la Secretaría de Gobierno, si llegara a la Alcaldía”. Frente a esto Luna respondió: “Yo me he preparado durante 17 años para ser alcalde y no para ser secretario”, y agradeció el ofrecimiento de Peñalosa.


La pelea por las cifras...
Gustavo Petro aseguró que el costo de un kilómetro del metro es de al menos 100 millones de dólares, mientras que Peñalosa indicó que esa cifra es “ilusa”, pues en ciudades similares a Bogotá, como São Paulo, en Brasil, un kilómetro cuesta 250 millones de dólares.


Mockus y Peñalosa
En el debate no se presentaron mayores discrepancias entre Mockus y Peñalosa. El candidato verde manifestó su afinidad con Antanas Mockus. Sin embargo, cuando Peñalosa le preguntó a éste si sería un buen alcalde, el candidato de la ASI no mostró la misma simpatía y dijo que “hay mejores”.


La queja de Aurelio
El candidato del Polo, Aurelio Suárez (foto) expresó su inconformismo respecto a la selección de los invitados al debate. Agregó que “los debates no pueden ser entre candidatos que tienen el más alto porcentaje de desfavorabilidad”.