A la cárcel exdirector del Fondo de Vigilancia por compra de motos eléctricas

César Augusto Manrique es investigado por las presuntas irregularidades en la celebración del contrato para adquirir estos vehículos para la Policía Metropolitana.

De las 100 motos entregadas en junio de 2013 a la Policía, 52 están en funcionamiento, 46 están pendientes de mantenimiento y dos siniestradas. / Fondo de Vigilancia

Ante un juez de control de garantías, la Fiscalía legalizó la captura del exgerente del Fondo de Vigilancia y Seguridad del Distrito, César Augusto Manrique Soacha, procesado por las posibles irregularidades en la compra de 100 motos eléctricas para la Policía, negocio que se celebró en agosto de 2012 y que tuvo un costo cercano a los $4.300 millones.

El ente investigador proceso al exfuncionario por los delitos peculado por apropiación e interés ilícito en la celebración de contratos.

De acuerdo con las autoridades, a Manrique –quien fue enviado a la cárcel La Picota– lo capturaron miembros del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), en cumplimiento de una orden de aprehensión emitida por un juez en segunda instancia.

Según la investigación, el contrato para la compra de las motos se celebró violando la ley de contratación, ya que, en vez de abrir una licitación, se adjudicó el negocio a dedo. Además, se busca establecer si durante la compra hubo sobrecostos.

El fiscal del caso, adscrito a la Unidad de Administración Pública, narró que los hechos ocurrieron en el año 2012, cuando la entidad distrital –en modalidad de contratación directa– adquirió 100 motocicletas eléctricas tipo cross para la Policía Metropolitana, cada una, por un valor cercano a los $44 millones.

El valor del contrato, según el ente investigador, era de $4.357 millones y el presunto detrimento patrimonial se calcula, de acuerdo con la Contraloría del Distrito, en $1.200 millones. Actualmente, de las 100 motocicletas solo hay 53 en operación.