Cárcel para miembros de red dedicada a la venta de estupefacientes en Bogotá

En la decisión, el juez contempló que los nueve imputados son un peligro para la comunidad, al afectar con la venta, principalmente de cocaína, a niños, jóvenes y adultos.

Archivo ElEspectador.com

Por decisión del juez 74 penal municipal de Bogotá, fueron enviados a las cárceles Modelo y Buen Pastor de Bogotá, nueve integrantes de una red dedicada a la fabricación y venta de estupefacientes en la capital del país y que operaba en la localidad de San Cristobal, ubicada al suroriente de Bogotá.

En la audiencia pública, la fiscal 330 seccional de la Unidad Antinarcóticos dijo que los integrantes de la red, tenían su base de distribución en las zonas conocidas como Londres, Patas y Pato de San Cristobal, a donde llegaron gracias al seguimiento telefónico y personal de la Sijin.

En el lugar, mediante una operación denominada ‘Vulcano’, se dio captura en flagrancia y con orden judicial para la privación de la libertad de seis hombres y tres mujeres, que distribuían cocaína y bazuco en papeletas y cápsulas, llegando a recaudar más de ocho millones de pesos semanalmente.

Los sujetos capturados fueron identificados como Johan Mauricio Usme Romero, alias ‘Piña’, quien era el jefe de la organización; Marco Aurelio Barragán Cuervo, alias ‘el Gordo’, otro de los jefes; John Andrés Álvarez; Jonathan Hernando Vargas Holguín; Darwin Vargas Holguín; John Sebastián Vanegas Villabón; Wendy Yolani Lizarazo Bedoya; Ángela Patricia Rodríguez Romero y Adriana Carolina Benítez Rincón, quienes además se dedicaban al alquiler de armas de fuego y venta de munición.

Durante el allanamiento a dos residencias previamente identificadas, la Sijin logró la incautación de aproximadamente dos kilos y medio de cocaína, armas de fuego, un silenciador, munición de distinto calibre y una granada de fragmentación.

Los imputados no aceptaron los cargos por los delitos de tráfico, fabricación y venta de estupefacientes, tráfico, fabricación y porte de armas de fuego, fabricación y uso de explosivos, concierto para delinquir y destinación ilícita de inmuebles, por lo que, luego de comprobársele los delitos, fueron enviados a la cárcel.

Temas relacionados