Carlos Simancas: "Bancada progresista nos debe"

Simancas suena como candidato a la gerencia del Acueducto. Sin embargo, como jefe de la cartera de desarrollo pide mayor participación del movimiento en el Concejo.

Simancas, secretario de Desarrollo Económico, podría ser el nuevo gerente del Acueducto. / Archivo - El Espectador
Simancas, secretario de Desarrollo Económico, podría ser el nuevo gerente del Acueducto. / Archivo - El Espectador

Aunque no ha sido oficial, se ha empezado a escuchar varios nombres que figuran como los candidatos del alcalde Gustavo Petro para ocupar la gerencia de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB). El exfinanciero de la EAAB Fernando Arbeláez, el exgerente de la empresa Alberto Merlano y el actual secretario de Desarrollo Económico, Carlos Simancas, son algunos de los personajes que forman parte de la baraja.

Una elección difícil para el alcalde, teniendo en cuenta que es el Acueducto la empresa a cargo del negocio de la basura en la ciudad y que, según algunos progresistas, representa la manzana de la discordia para diversas fuerzas del movimiento que quieren tener su control.

Si bien Carlos Simancas no desmiente ni confirma que su nombre esté entre los elegibles a la gerencia del Acueducto, en entrevista para El Espectador, reconoce que hubo fallas gerenciales en esa empresa relacionadas con el negocio del aseo. Simancas también hace un llamado a la bancada progresista en el Concejo para que reflexione sobre el compromiso que tienen con la Bogotá Humana y la ciudad.

En relación con el desempeño del secretario de Gobierno no tengo nada que objetar. Creo que el cabildo debe llegar a un acuerdo para adelantar los planes de la ciudad por el beneficio de la misma. Desde el principio ha habido dificultades con el Concejo desde que la Bogotá Humana empezó sus proyectos. De tal manera, que si el secretario de Gobierno logró o no los objetivos, eso hay que evaluarlo. Dependiente de eso, soy partidario de que se busque con el cabildo un acuerdo para que los principales proyectos salgan adelante.

Las relaciones entre la administración y el Concejo no son las mejores. Críticos aseguran que el papel de Guillermo Asprilla, como secretario de Gobierno no ha sido el mejor. ¿Qué opina?

Entonces, ¿por qué en el Concejo el rumor es que Asprilla se dedicaba era a generar polémica que a establecer una relación de cabildeo?

Lo que sucede con el secretario de Gobierno es que ha sido muy firme en sus planteamientos y algunos concejales que, considero no tienen argumentos de fondo, con expresiones de sectarismo muy crudas, son quienes impiden eso. Creo que si previamente se consultan y se tratan las iniciativas se darían mejores resultados.

¿Cuáles son esos proyectos que se han truncado debido al rifirrafe político?

Siendo su secretaría una de las más afectadas por no haberse aprobado el presupuesto para la compra del banco, ¿qué tiene usted para decirle a la bancada que representa al progresismo en el Concejo?

La banca progresista en el Concejo nos debe. Les debe a los ciudadanos y nos debe a quienes tenemos responsabilidades en la administración en el sentido de que el desarrollo de la política entre el movimiento y las responsabilidades del gobierno deben estar bien coordinadas . Ya sea por la vía crítica constructiva, la bancada debe pronunciarse. La bancada es un poco dispersa, no consisten´te con el compromiso que tenemos en el Gobierno. Hago respetuosamente un llamado a la bancada para que reflexione sobre los compromisos con el movimiento y la ciudad.

¿Qué incidencia puede tener en las relaciones las investigaciones que adelanta la Fiscalía por presuntos hechos de corrupción en el Concejo?

Definitivamente eso que usted menciona ha impedido que en el Concejo haya un ambiente propicio para llegar a acuerdos con la administración. Y todo indica que hay que dejar actuar a la justicia y clarificarse esta situación para que el panorama político de trámite de la ciudad se resuelva sin contaminación y con otro tipo de debates.

Cuáles son las fichas del partido al Congreso?

Mi preocupación es que algunos senadores, que son progresistas pero que vienen del Polo Democrático, no alcancen a presentarse por el movimiento.

¿Habrá caras nuevas?

El principal obstáculo en el Congreso es el umbral. Una política electoral seria implica recursos y certeza de un respaldo popular suficiente. Pero esa dificultad no sólo la tiene el progresismo, sino también Cambio Radical y otros que están en dificultades.

Se habla de una división entre los progresistas por el control del Acueducto de Bogotá. Usted es uno de los opcionados para ocupar el cargo de gerente de esa empresa. ¿Esa situación le preocupa?

Pienso que las preocupaciones de los progresistas en estos momentos es que tengamos los umbrales que dice la ley para efectos de no perder la personalidad jurídica y que nuestros líderes que se están preparando para la contienda electoral que se viene tengan el umbral. Creo que esos son comentarios creativos de opositores y de los medios de comunicación, una teoría conspirativa.

A propósito de basuras, ¿cuál es su análisis de lo ocurrido?

Hubo dificultades en la gerencia, y el alcalde las reconoció. Fallaron algunos aspectos de preparación y de gerencia. Pero creo que Diego Bravo desempeñó un papel fundamental en la retoma del control del servicio. Llegó la hora de corregir.

La Secretaría presentó un proyecto a Colciencias para financiar con recursos de regalías. ¿En qué consiste?

Queremos preparar profesionales para el futuro: una ciudad con basura cero, la organización del territorio a partir del agua. Esas son ideas que se materializarán en unos años y Bogotá no puede quedarse atrás. El proyecto tiene un valor de $13.000 millones y busca financiar 50 doctorados: 15 para funcionarios del Distrito y el resto para ciudadanos.

¿En qué va el proyecto de las Malokitas?

Se tienen $900 millones para el diseño de las Malokitas. Esperamos que este año los jóvenes de Kennedy y Suba puedan conocer más de cerca la ciencia y la tecnología.

La modernización tributaria, la adición presupuestal, el cupo de endeudamiento, los proyectos que tienen que ver con la compra de un banco o entidad financiera a servicio de la economía popular, incluso lo que tiene que ver con valorización, a pesar de que no fue un proyecto presentado por la administración.

Temas relacionados