Carrera 11 en Bogotá volverá a ser en un solo sentido

El alcalde Enrique Peñalosa reversó la decisión adoptada por la administración Petro respecto al doble sentido de carrera 11.

Archivo El Espectador

Por determinación de la Alcaldía de Bogotá y a partir del próximo 4 de febrero, la carrera 11, en el norte de la ciudad, volverá a ser en un solo sentido entre las calles 81 y 100, reversando de esta manera la medida adoptada por la pasada administración, que implementó el doble sentido en el corredor vial.

Según se confirmó este jueves, el alcalde Enrique Peñalosa fijará el sentido del corredor de norte a sur –como había sido tradicional en sus dos calzadas– con un carril adicional para vehículos y otro para bicicletas.

Al respecto, el secretario de Movilidad de la capital, Juan Pablo Bocarejo, sostuvo que "la carrera 11 retomará el sentido sur y vamos a habilitar un carril para bicicletas. El 4 de febrero, 'Día Sin Carro', iniciará el cambio de sentido y con semáforos inteligentes daremos prioridad a peatones y ciclistas en el corredor (…) con el cambio de sentido de la carrera 11 buscamos beneficiar a todos los usuarios de la vía”.

La Secretaría de Movilidad también anunció que para darle prioridad al peatón, se trasladará la ciclorruta –que actualmente se encuentra en el andén– al separador central de la vía, extendiéndose a lo largo de un trayecto de 2,5 metros. Con esta medida se pretende además hacer más amable el recorrido a los ciclistas.

El doble sentido de la carrera 11 había sido implementado por el alcalde Gustavo Petro en marzo de 2015, argumentando que se buscaba favorecer a los buses de transporte público al representar un beneficio para cinco personas, frente a una que se moviliza en un vehículo particular.

Adicionalmente y para facilitar el recorrido peatonal por la zona, la administración pasada implementó nuevos semáforos. Sin embargos, seguimientos adelantados por la misma Secretaría de Movilidad concluyeron que el plan no funcionó como lo planearon. (Lea: Los pros y contras del doble sentido de la Carrera 11)

Dos informes de la Secretaría demuestran los inconvenientes. Tan solo un mes después de la implementación, en abril de 2015, el reporte indicó que los tiempos de viaje habían aumentado por varias razones: las obras viales en el sector, el aumento de los semáforos peatonales y, aunque la administración intentó evitar trancones habilitando vías alternas para los carros que viajaban de norte-sur (el sentido que tradicionalmente había tenido la vía), la demanda por esa calzada no disminuyó. “A pesar de haber socializado el uso de vías alternas, la comunidad no cambia sus hábitos de viaje”, explicaba el informe.

En una encuesta que realizó la Secretaría, casi el 70% de los usuarios decía no haber sentido ninguna mejora en los desplazamientos.

Un segundo informe llegó a los dos meses de implementación. Concluyó que circulaban en el sentido tradicional Norte – Sur 2.500 vehículos cada hora a una velocidad de 15 kilómetros por hora. Mientras tanto, en el nuevo sentido, Sur-Norte, pasaban sólo 1.000 a 19 kilómetros por hora. La demanda en este último, entonces, no fue la esperada.

A esto se sumaron 79 obras viales en el sector, 14 de ellas de alta interferencia. El resultado: la Carrera 11 bajó su velocidad de operación 15 a 12 kilómetros por hora.

Pero no todo fue negativo. El segundo informe explicaba que gracias a la implementación del doble sentido tanto en la 11 como en la carrera séptima (tras la eliminación del contraflujo en esta última) se abrió una nueva conexión desde la calle 45 hasta la calle 127 que les ahorraba a los viajeros 9 kilómetros.