Carrera mínima de taxis en Bogotá subirá $200: pasa de $3.900 a $4.100

El Distrito autorizará alzas adicionales (aún por definir) si los conductores contribuyen a reducir la accidentalidad un 20%.

La Administración Distrital confirmó este lunes que subirá $200 la tarifa de la carrera mínima de taxis en Bogotá, que ahora pasará de $3.900 a $4.100. Según la Secretaría de Movilidad, los ajustes en el cobro de la carrera mínima, el banderazo y la incidencia de la congestión, se habían mantenido estables durante los últimos dos años.

Tal como quedará consignado en el decreto que autoriza las tarifas, se trata de un aumento en $4 en el valor de la unidad, la cual pasó de $78 a $82, lo que representa un incremento del 5,13%. Así las cosas, sumado a la carrera mínima, el denominado ‘banderazo’, o inicio de cada carrera, sube de 25 a 28 unidades ($2.229).

Adicionalmente –reveló el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo– se reconocerá una mayor incidencia de la congestión en el costo del servicio, atendiendo el tráfico que presenta Bogotá. Antes se había establecido que por cada 30 segundos se aumentaba una unidad. Este tiempo se redujo a 24 segundos por unidad.

La Adminsitración dio a conocer además que pondrá en marcha medidas para disminuir los accidentes de tránsito en que están involucrados los taxistas, por lo que autorizaría eventuales incrementos a las tarifas si los conductores aportan en ese propósito. 

“Si la reducción de siniestros frente al mismo período del año anterior es superior a 20% se autorizará dicho pago (aún por definir) en el período siguiente. Esta evaluación se realizará trimestralmente”, explicó el alcalde Enrique Peñalosa, quien sostuvo que los incrementos estarán sujeto al mejoramiento de indicadores como las quejas y los reclamos por parte de los pasajeros.

“La Secretaría de Movilidad ha desarrollado a lo largo de este año mesas de trabajo con empresas, propietarios y conductores para emprender acciones enfocadas en este objetivo, a través de la implementación por ejemplo de indicadores de calidad que promuevan la reducción de accidentes, quejas y reclamos por parte de los bogotanos”, argumentó el alcalde.

Por su parte, Bocarejo revelo que las pérdidas que sufren los bogotanos anualmente por causa de siniestros viales equivalen al 1% del PIB. Según el Distrito, son aproximadamente 600 muertos cada año, lo que se ha convertido en un serio problema de salud pública. Adicionalmente, se generan una gran cantidad de conflictos, pérdidas materiales y mayor congestión.

“Los taxis tienen una fuerte incidencia en esta problemática. En el año 2015 ocurrieron cerca de 7.000 accidentes que involucraron taxis, lo que equivale el 22% del total de la ciudad. Resultaron lesionadas 2.612 personas y murieron 43 personas en los siniestros que involucraron taxis”, indicó el secretario de Movilidad.

La Administración le apuesta también a mejores prácticas de conducción, mantenimiento de los vehículos por parte de los propietarios, mejor capacitación a los conductores y seguimiento por parte de las empresas.

 

últimas noticias