Las cartas para mejorar la seguridad

El alcalde Gustavo Petro intenta retomar el rumbo de la seguridad. La Policía dice que atacará directamente las estructuras criminales.

Dentro de las estrategias de la Policía están atacar las estructuras criminales y aumentar su pie de fuerza. / EFE

Desde hace dos semanas, El Espectador anunció que el 2014, en materia de seguridad, había sido un año oscuro para la capital. No sólo porque aumentaron los homicidios (hubo 63 casos más de 2013 a 2014), sino también los índices de hurto, de acuerdo con cifras del Centro de Estudios y Análisis en Convivencia y Seguridad Ciudadana (Ceacsc). Por supuesto, las reacciones del Distrito no se hicieron esperar. El alcalde Gustavo Petro convocó un segundo consejo de seguridad que se realizará hoy para revisar no solo los datos entregados a los medios de comunicación, sino también, las estrategias de seguridad y pedirles a entidades como la Secretaría de Gobierno y la Policía Metropolitana de Bogotá, proponer un plan para 2015 y evitar nuevos aumentos en los índices, según una fuente cercana a este diario. La Policía, por ejemplo, debe presentar una estrategia para bajarla tasa de homicidio en las localidades donde están disparadas las cifras, como Ciudad Bolívar.

Sin embargo, Petro ha insistido desde la semana pasada que los índices de seguridad no pueden mirarse sin contexto. De hecho, el mandatario criticó la manera cómo las entidades están entregando la información a los medios de comunicación. En su cuenta de Twitter, el alcalde cuestionó las cifras dadas por sus entidades y mostró unas gráficas, donde se evidenciaba la disminución de las tasas de hurtos a celulares, motos y vehículos, además de paseo millonario.

Dentro de las entidades que se reunirán, la Secretaría de Gobierno es una de las protagonistas. Desde allí se debe lanzar la directriz en política de seguridad que todos deben acatar. Aunque este diario intentó contactar a la secretaria Gloria Flórez, fue imposible establecer un diálogo por temas de agenda. No obstante, sí se conocieron de primera mano las estrategias de la Policía.

El General Humberto Guatibonza, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, aseguró a este diario que dentro del paquete de estrategias que le mostrará hoy al alcalde, sobresale la de atacar directamente las estructuras criminales. “Si cogemos a una persona que se roba un elemento, la dejan libre. Pero si logramos demostrar que esa misma persona hace lo mismo todos los días y planea cómo hacerlo, pues ahí vamos a tener mayores resultados. Pero se necesita de inteligencia policial y tecnología. Esta estrategia de atacar las estructuras delincuenciales es más demorada, pero tiene una mayor efectividad”, explicó Guatibonza.

Respecto al uso de más tecnología e inteligencia policial, las cámaras son indispensables, como lo reconoce el comandante de la Policía. Son un instrumento que además de servir para detectar las bandas criminales o a los delincuentes, también se convierten en una prueba para los jueces. Adicionalmente, están evaluando los mecanismos de comunicación entre la ciudadanía y la Policía, que para Gautibonza, sin duda, deben mejorar si se trata de tener una reacción más rápida ante los delitos. Esto sin contar con que además aumentará el pie de fuerza tanto en las calles, como en las estaciones de Transmilenio. En diciembre llegaron 600 policías y se espera que para este año lleguen 500 más.

Reforzar el plan 75/100, que consiste en intervenir los 75 barrios más violentos de Bogotá, también es una prioridad. “Pensamos hacer un servicio diferente de policía, que se encargue de la población flotante, es decir, las personas que pasan la mayor parte del tiempo en sus zonas de estudio o trabajo y solo están en su casa en las noches. En esos lugares es donde hay más hurto, por ejemplo”, añadió el general.

Además está el plan para corregir los problemas de iluminación de las calles bogotanas, pues esta es una de las mayores ventajas que tienen los delincuentes. Hasta el momento el Distrito ha instalado junto con Codensa alrededor de 10.000 bombillas adicionales a las que ya había.

Sobre el rumor de un posible distanciamiento entre la Policía y la Secretaría de Gobierno, Guatibonza afirmó que nada de eso es cierto y que, por el contrario, está en permanente contacto con Flórez.

Pero todas estas propuestas son hasta el momento ideas que tienen las autoridades y que serán evaluadas por el Distrito hoy en el consejo de seguridad. Tanto Petro como Guatibonza tendrán una cumbre con los 35 comandantes de estación. Estas reuniones serán definitivas para que la administración retome el rumbo en seguridad, disminuyendo las tasas de homicidio y de hurto como pasó en 2013, cuando se registraron los índices más bajos en 30 años.

Se espera que en la recta final de la Alcaldía, la Secretaría de Gobierno tenga más estabilidad, pues debido a los cambios que ha tenido (especialmente en el último año, cuando hubo tres secretarios distintos dirigiendo la entidad), algunos señalan que ha faltado una línea de acción clara en políticas de seguridad. A Petro aún le queda un año para que las estadísticas retomen su tendencia a la baja, y mostrarles a los ciudadanos los resultados que exigen.