Casa por cárcel para alcalde de La Palma, Cundinamarca, investigado por posibles actos de corrupción

Noticias destacadas de Bogotá

El pasado 23 de junio, Jhon Jairo Pulido, fue capturado por presuntas irregularidades en contrato por emergencia del COVID -19.

Este jueves 2 de julio la Fiscalía dio a conocer que Jhon Jairo Pulido Pulgarín, alcalde del municipio de La Palma, en Cundinamarca, tendrá casa por cárcel, mientras se adelanta la investigación contra él y otro contratista de su administración, por presuntas irregularidades en un contrato realizado por la emergencia del COVID – 19.

Gracias al material recopilado, la Unidad de Administración Pública de la Seccional Cundinamarca, junto a la Dirección Anticorrupción de la Fiscalía Genera, les imputó a ambos funcionarios cuatro delitos: contrato sin el cumplimiento de los requisitos legales, interés indebido en la celebración de contratos, peculado en la modalidad de tentativa y falsedad ideológica en documento público.

El ente acusador aseguró que, el contrato que se realizó por los funcionarios para entregar mercados por la emergencia del COVID -19, contempla $65 millones que, presuntamente, serían sobre costos facturados en los productos. “Se evidenció que el mandatario local y el contratista, al parecer, no documentaron el cómo, cuándo, dónde y a quiénes específicamente se entregaron los mercados, los kits de aseo y de seguridad personal, que debían ser destinados a las familias afectadas por la emergencia sanitaria en el municipio de La Palma”, dice el comunicado emitido por la Fiscalía.

>>>Lea: Las denuncias sobre las ayudas para combatir la pandemia en Cundinamarca

“Desde un principio, al alcalde Pulido Pulgarín le asistía un interés por adjudicarle a este empresario el contrato, como lo hizo saber públicamente varias veces en los medios de comunicación; incluso, en entregarle la administración de un parque automotor del Municipio, dinero que no alcanzó a salir de las arcas de la población”, fueron las palabras de la representante de la Fiscalía al momento de hacer la imputación.

El ente se refiere al contrato firmado en marzo con la Comercializadora Sumitec Karch Ltda, que sería la encargada de distribuir las ayudas. Un informe de Noticias Caracol realizado hace más de dos meses, aseguraba que algunos alimentos tendrían sobre costos, como el arroz, pues una libra cuesta $4.250 en un supermercado local, pero en el contrato se facturó por $5.783. La libra de chocolate pasó de $4.950 en el pueblo a $7.140 en la factura. Lo mismo pasó con el fríjol, el espagueti y el pan.

En ese momento, Pulagrín se defendió de las acusaciones, asegurando que no había hecho el contrato con un supermercado porque estos no cumplían con los protocolos de bioseguridad y que, durante la investigación el estaría dispuesto a colaborar con la justicia.

La Procuraduría ya tenía la lupa puesta sobre este municipio, debido a que no fue el único señalado de estar cometiendo actos de corrupción. En Cundinamarca, se investiga contratos de los municipios de Chía, Guaduas y Tabio.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.