Caso Manzanera se definirá en febrero

La Fiscalía apeló la decisión del juez del caso, quien otorgó a Manzanera el beneficio de casa por cárcel tras el accidente que presuntamente provocó en la Calle 134 con Autopista Norte.

Archivo ElEspectador.com

El nuevo y, al parecer, último capítulo del caso Manzanera, se escribirá el próximo mes cuando el juez 28 de control de garantías, que tiene a cargo el proceso, decidirá si se le quita el beneficio de casa por cárcel a Ernesto Manzanera, el joven de 24 años que protagonizó el fatal accidente de la Calle 134 con Autopista Norte, en el que murieron cuatro personas de la familia Moreno Sánchez.

Fernando Ruíz, quien defiende a la familia en el caso, manifestó que alguien que esté libre cuando manejó con exceso de velocidad es perjudicial para sociedad. "Lo más seguro es que se revoque porque se analiza el tema a profundidad todo lo que tiene que ver con los agravantes. Iba a más de 180 kilómetros por hora, es decir que convierte el vehículo en un arma asesina y fuera de eso no ayuda a las personas que estaban en el sitio del hecho", dijo Ruiz. ", indicó el jurista en diálogo con Caracol Radio.

El pasado 9 de diciembre, la Subdirección Seccional de Fiscalías de Bogotá apeló la decisión del juez de cobijar con la medida de casa por cárcel a Manzanera, impuesta por considerar que el joven piloto de la aerolínea Avianca no representaba un peligro para la sociedad. El joven señalado no aceptó los cargos imputados por homicidio culposo agravado por la muerte de las cuatro personas.

Por su parte, el fiscal del caso indicó que Manzanera sí es un peligro para la sociedad, pues en la noche del accidente abandonó el lugar pese al trágico suceso al norte de Bogotá.

Los hechos

El trágico accidente ocurrió el pasado 2 de diciembre, cuando el vehículo Volkswagen Jetta que conducía Ernesto Manzanera y que transitaba a gran velocidad, al parecer cerró al campero Mitsubishi de la familia Moreno, que terminó chocando contra la estructura del puente peatonal de la estación de Transmilenio Alcalá. Tres de los ocupantes murieron de inmediato y el cuarto, falleció horas después en la Clínica Reina Sofía, a donde fue trasladado.

Posteriormente y según los testigos del hecho, Manzanera tomó un taxi, según él porque empezó a ser hostigado por un grupo de taxistas que llegaron al sector.

El taxista que lo recogió, afirmó en varias entrevistas que el joven le pidió un minuto a celular para llamar a sus padres y contar lo sucedido. Además, que tenía evidentes signos de alicoramiento, algo que no se pudo verificar en Medicina Legal, pues Manzanera se presentó casi 16 horas después del accidente, por lo que, como se esperaba, las pruebas salieron negativas.