Se presentaron más de 40 grupos y unos 300 artistas en cuatro escenarios

hace 12 horas
Juez definirá si acepta la solicitud de las partes procesales
contenido-exclusivo

Caso Mauricio Orjuela: con pedido de preclusión

La investigación, que apuntaba a condenar a un médico por aparente negligencia, dio un vuelco cuando Medicina Legal determinó la verdadera causa de la muerte del periodista y desarmó la hipótesis de la Fiscalía. La familia de la víctima pide buscar al responsable en el sistema de salud.

Mauricio Orjuela murió el 18 de octubre de 2018, por una peritonitis derivada de un shock séptico. / Archivo particular

La muerte del periodista Mauricio Orjuela, en medio de un aparente caso de negligencia médica, llevó hace un año a la Fiscalía a imputarle cargos a un profesional de la salud que, tal vez por una fatal coincidencia, en menos de 15 días lo atendió y lo valoró en dos hospitales diferentes. No obstante, en el transcurso del proceso, un dictamen elaborado por un comité de expertos (que planteó que las posibles causas del deceso no correspondían a fallas humanas), le dio un giro al caso, que llevó a que el ente acusador dejara a un lado su idea de llevar a juicio al médico y a que pidiera ante la justicia la preclusión de la investigación.

Aunque la familia Orjuela cuestiona la decisión de la Fiscalía, al considerar que se basó en juicios apresurados, al tener en cuenta solo el último concepto; que no se escucharon otros expertos, que se refieran a los protocolos médicos, y que no practicó pruebas que demostraran si hubo o no negligencia, este lunes un juez se pronunciará frente a la solicitud del ente acusador, en la que no parece existir más opción que aceptarla.

Lo que ocurrió

En la noche del 10 de julio de 2018, Mauricio Orjuela, un reconocido periodista de la capital, llegó al Hospital de Engativá con un fuerte dolor abdominal y vómito. Luego de permanecer tres días hospitalizado, finalmente lo operaron por una apendicitis. La patología no fue detectada antes porque el centro médico no contaba con los equipos para realizar un examen de imagenología (TAC), con el que se hubiera podido dar un rápido diagnóstico.

Esa demora en la cirugía le pasó factura a Orjuela, pues esto derivó en una grave infección, que lo mantuvo hospitalizado hasta el 23 de julio. Stella Bernal, madre del periodista, recuerda que en esos días viajó a Bogotá para cuidar a su hijo. “Lo paladeaba, lo consentía y le hacía de comer, pero era poco lo que recibía, porque todo le sentaba mal, todo lo vomitaba y un día que entró al baño le salió sangre”.

Por estas razones, el 7 de agosto tuvo que ingresar por urgencias a la Clínica Shaio. El diagnóstico era cada vez complejo. Allí le detectaron una obstrucción intestinal, por lo que lo tenían que volverlo a operar. Sin embargo, como Medimás, la EPS a la que estaba afiliado Mauricio no tenía alianza con este centro médico, lo terminaron remitiendo a la Clínica de la Calle 100.

Una vez allí, quien lo atendió prefirió ordenar otros exámenes para confirmar el diagnóstico. Como tuvo una leve mejoría, Orjuela fue dado de alta dos días después. En su casa, las condiciones empeoraron y el 13 de agosto, por tercera vez, volvió a urgencias. En esta ocasión, el médico lo remitió al gastroenterólogo y pidió que le practicaran una colonoscopia, pero no hicieron nada de esto.

En una nueva revisión, el 15 de agosto, se determinó que debía ser operado cuanto antes. A pesar de que pasó por el quirófano, no mejoró. Las complicaciones continuaron y a pesar de que tres días después lo operaron de nuevo, su cuerpo no resistió más. A causa de la peritonitis que tenía, padeció un shock séptico, que terminó por apagar su vida de un infarto.

La investigación

Como responsables de estos hechos fueron señalados tres médicos, de los cuales solo uno (el que vio a Orjuela en el Hospital de Engativá y lo volvió a atender en la Clínica de la Calle 100) terminó enfrentando una investigación penal por negligencia en la atención. Al principio, todo apuntaba a que la Fiscalía tenía suficientes elementos para llevarlo a juicio.

Sin embargo, su hipótesis se derrumbó y al final pidió la preclusión. La solicitud fue respaldada por la Procuraduría, que hizo un análisis de los hechos y consideró que, si bien no se determinaba una relación de causalidad entre la actuación del médico con lo que ocurrió posteriormente, sí se debía cuestionar las fallas administrativas de los centros asistenciales por donde pasó Orjuela, tanto en los procedimientos y el que no lo hubiera atendido el gastroenterólogo.

La familia, por su parte, cuestiona la solicitud de la Fiscalía y ha solicitado que antes de tomar alguna determinación “se observen todos los elementos probatorios para inculpar o exculpar”, señaló la abogada de los Orjuela Bernal, quien le pidió al juez del caso que se determinara qué fue lo que faltó para salvarle la vida al periodista. Para los padres de Mauricio, más allá de buscar una indemnización, lo que quieren es saber con certeza qué fue lo que pasó. “Buscar la justicia no es buscar venganza”, dijo Jesús Orjuela, padre del periodista.

Pese al desarrollo de este caso, en el que la absolución es el camino que se abre, la defensa del médico hace un último llamado para que se tenga en cuenta que más allá de su cliente, lo que hay que mirar es que en toda esta historia hubo diferentes profesionales encargados de la atención de Orjuela, que seguramente se vieron maniatados por las fallas del sistema de salud.

891501

2019-11-17T13:00:54-05:00

article

2019-11-17T20:22:06-05:00

[email protected]

none

Mónica Rivera - @Yomonriver ([email protected])

Bogotá

Caso Mauricio Orjuela: con pedido de preclusión

49

5214

5263

1