Cayeron 'Los Chuchos', dedicados a la delincuencia y al microtráfico en Usaquén

La banda, que había heredado el legado criminal que dejaron ‘Los Pascuales’, se había tomado los sectores de Cerro Norte, Santa Cecilia y El Codito. En total, fueron capturadas 12 personas.

Policía de Bogotá

Ya lo advertía El Espectador en octubre pasado. Una organización criminal, encabezada por alias ‘Chucho’, se había hecho al control de los barrios Cerro Norte, Santa Cecilia y El Codito, en la localidad de Usaquén, las zonas más conflictivas del norte de Bogotá. Este lunes, luego de meses de investigación y seguimiento, la Policía logró desmantelar la organización tras capturar a 12 de sus integrantes, entre ellos su jefe.

Y es que ‘Los Chuchos’, como se hacían llamar, asumieron el legado criminal que dejaron ‘Los Pascuales’, una de las bandas criminales más temidas de la ciudad en las últimas décadas. Según la Sijin de la Policía, la banda tomó el control de la venta y fabricación de estupefacientes, logrando comercializar solo en un día 250 dosis de alucinógenos, lo que les generaba ganancias de hasta $21 millones.

En desarrollo de 10 allanamientos efectuados en las últimas horas, en los que se encontraron más de 2.300 dosis de cocaína y marihuana, las autoridades capturaron a 12 integrantes de ‘Los Chuchos’, entre ellos el cabecilla, condenado por homicidio pero que gozaba del beneficio de casa por cárcel.

En pleno auge de ‘Los Pascuales’, comienzos del 2000, ‘Chucho’ entró en escena como distribuidor de estupefacientes. Dominaba la zona y trabó disputa con ‘Los Pascuales’, que crecían en número mientras sumaban familiares a la banda. No obstante, el poder acumulado se vio frustrado tras su captura.

Sin embargo, años después ‘Chucho’ reapareció en la zona. Sin ‘Los Pascuales’ de por medio, recuperó el dominio sobre el microtráfico en Cerro Verde, Santa Cecilia y parte de El Codito. Y desde hace un año habría comenzado una nueva actividad criminal: el secuestro de vehículos.

La Policía también logró capturar a una mujer conocida con el alias de ‘María Devora’, quien según las primeras versiones, era la mano derecha de ‘Chucho’ y que se encargaba de manejar la logística para la distribución de drogas y el manejo de finanzas.

Los detenidos, quienes quedaron a disposición de las autoridades judiciales, son investigados por varios homicidios perpetrados, al parecer, por ajuste de cuentas y control territorial.

Pese al desmantelamiento de ‘Los Chuchos’, el miedo y la preocupación crece en la comunidad, ante la zozobra de que otra organización se haga al control de la zona que hoy deja ‘Chucho’. Los habitantes se preguntan cómo las autoridades van a garantizar que no se dispare el crimen en su zona, como pasó cuando ‘Los Chuchos’ asumieron el control de lo que dejaron ‘Los Pascuales’.