Cero violencia

La educación oficial de Bogotá está triste e indignada; uno más de sus estudiantes, Eider Andrés Peña Cárdenas, de 13 años, fue asesinado a la salida del colegio en Fontibón. Este acto que se cometió en contra de la infancia y la juventud en Bogotá se constituye en un lamentable suceso que repudiamos.

¿Qué está ocurriendo en las instituciones educativas de Bogotá en materia de convivencia y violencia? ¿Son tan violentas que ponen en riesgo la integridad física de sus miembros? Esta percepción es errada. Es fácil y falsa la criminalización que se hace contra la institución educativa y pedimos una postura solidaria y comprensiva de la ciudadanía.


La escuela, los estudiantes y docentes sufren con mayor rigor que otras instituciones, las consecuencias de la violencia que afecta a Colombia. Estos tipos de violencias envolventes son, en unos casos, estructurales, como las que producen la exclusión social, la crisis familiar y la falta de oportunidades, y en otros por acción de la delincuencia organizada, en especial el narcotráfico que intenta someter a la infancia y a la juventud a sus propósitos criminales. Ante estas realidades buscamos cero violencia contra las niñas, niños y jóvenes.


Los directivos y docentes de los colegios de Bogotá dedican sus mejores esfuerzos a la realización del mandato social y legal que se les ha encomendado: formar personas con valores humanos, sociales y éticos que transformen las condiciones y la sociedad en que han nacido.


Cada vez contamos con más colegios de calidad como consecuencia del mejoramiento de los procesos de enseñanza, de la actualización del personal docente, de una política pública de convivencia y protección escolar y de la promoción de buenas prácticas de respeto, democracia y no violencia.


Nuestros estudiantes participan en actividades deportivas, artísticas y científicas. Para los educandos se ofrecen estas actividades en su tiempo extraescolar como una oportunidad de crecimiento y formación, pero, ante todo, una protección eficaz contra las amenazas y peligros en el entorno social.


La administración de la ciudad tiene la firmeza de garantizar seguridad y bienestar a sus estudiantes. Cero violencia contra la niñez y la juventud, es la tarea más importante de la ciudadanía y la urgente tarea de docentes, directivos, madres y padres de familia y escolares.


*Secretario de Educación del Distrito.

Temas relacionados