Cerveza, entre las bebidas más adulteradas en Bogotá durante temporada decembrina

El Distrito ha incautado en apenas un mes casi 300 litros de licor irregular. Seguido de la cerveza, los aperitivos vínicos y el vodka son las bebidas más adulteradas.

Tomada de Pixabay

La Secretaría de Salud de Bogotá encendió las alarmas por cuenta de la comercialización y consumo de bebidas alcohólicas adulteradas durante la temporada decembrina y de fin de año. Según el Distrito, en apenas un mes –desde el pasado 15 de noviembre y hasta el 15 de diciembre– se han decomisado por irregularidades cerca de 300 litros de bebidas alcohólicas.

De acuerdo con la Administración, que ha inspeccionado más de 25 mil litros de estas bebidas a lo largo de las 20 localidades de la ciudad, la cerveza y los aperitivos son los licores que más son adulterados durante en esta temporada en Bogotá.

En desarrollo de los más de 40 operativos de vigilancia y control sanitario –realizados a 300 establecimientos como bares, cantinas, tabernas, discotecas, tiendas y cigarrerías– se ha logrado determinar que, del licor incautado, 220 litros (73%) correspondieron a cerveza; 27 litros (9%) a aperitivos vínicos y no vínicos; 17 litros (6%) a vodka; 16 litros (5%) a ron; 10 litros (3%) a aguardiente y 10 litros (3%) a whisky.

“Entre las principales causas de los decomisos se destaca la alteración de las bebidas alcohólicas en 88% de los casos (modificación o degradación de su contenido por agentes físicos, químicos o biológicos), seguido del incumplimiento en el rotulado en el 12%”, aseguró la Secretaría de Salud que, no obstante, destacó que en lo que va de la temporada, no se han reportado casos de personas intoxicadas por metanol asociado a la ingesta de bebidas alcohólicas.

Para evitar una tragedia por la ingesta de licor irregular las autoridades recomiendan:

  • Compre el licor en sitios confiables, no en ventas ambulantes.
  • Verifique que el empaque tenga el sello, la estampilla y la tapa en buen estado.
  • Revise la etiqueta: si se destiñe, se borra o se despega, rechace el licor.
  • Mire el contenido de la botella a contraluz: si el color no es uniforme y si trae partículas extrañas en suspensión o sedimentos, no es para el consumo humano.
  • Desconfíe si el licor que va a comprar tiene un precio muy inferior al del mercado.

Sumado a los operativos a licores, la Secretaría de Salud realiza durante toda la temporada de navidad y el fin de año vigilancia especial al consumo de alimentos, uso de pólvora y juguetes, y los efectos sobre la salud provocados por Enfermedades Transmitidas por Vectores (ETA).