Chía afronta el fuerte invierno de Colombia