Ciudad Bolívar ya no es la localidad más violenta ni la más pobre

Así lo dijo el alcalde Gustavo Petro durante la entrega de cinco tramos viales en el sector.

Archivo El Espectador

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, aseguró que gracias a la implementación de las políticas de inclusión en Ciudad Bolívar es que la localidad ha logrado dejar de ser la localidad más pobre de la ciudad.

“La inversión que ha recibido la localidad de Ciudad Bolívar en los tres años largos de gobierno parte del arreglo de vías y la inversión en materia educativa. Ciudad Bolívar dejó de ser la localidad más pobre de Bogotá, dejó de estarlo de acuerdo a las estadísticas”, dijo.

El alcalde destacó que el éxito logrado en la localidad también tiene que ver con la reducción de la inseguridad en la localidad. “Ciudad Bolívar era la localidad más violenta de la ciudad de Bogotá, medida en la tasa de homicidios. Hoy ya no es la más violenta de Bogotá, ha perdido el primer puesto en violencia y ha perdido el primer puesto en pobreza”, aseguró.

“Una política de seguridad exitosa es la que incluye a la población en el desarrollo social y cultural. Comunidades empobrecidas y con altos niveles de desigualdad respecto a los que más tienen en la ciudad generan más violencia, comunidades empobrecidas generan más corrupción, más manipulación no solo de la politiquería sino de otro tipo de mafias similares que se apropian de la tierra y el espacio público como Los Tierreros, bandas del narcotráfico, minería ilegal, bandas de urbanizadores piratas”, señaló.

Petro manifestó que la mejor política de seguridad es la reducción de la pobreza. “Y eso lo estamos haciendo focalizadamente con barrios que se mejoran, con parques que se crean, con juventudes que se incluyen, como el Programa Jóvenes en Paz”, agregó.

El burgomaestre capitalino expresó su preocupación por la continuidad de las políticas de Bogotá Humana, que han permitido mejorar la seguridad y el nivel de pobreza en localidades como Ciudad Bolívar.

“Y allí hay un peligro porque la política de seguridad puede cambiar en Bogotá y puede cambiar ya no como una política de inclusión social que está reflejando sus resultados, sino como una política de mano dura que lo que busca es matar más”, afirmó.
 

Temas relacionados