Clara López manifestó su desacuerdo con el TLC con EE.UU.

La alcaldesa dijo que Colombia no está en capacidad para competir con Estados Unidos.

Este lunes la alcaldesa Clara López Obregón manifestó su rechazo con el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y Estados Unidos.

“Tenemos preocupación con el TLC con Estados Unidos por temas como el servicio de la educación, el sector agrícola. No es un tratado entre iguales, cuando hay subsidios no hay competencia”, señaló la burgomaestre.

López Obregón agregó que Colombia no está en capacidad para competir con las arcas del presupuesto de Estados Unidos y también se mostró en desacuerdo con el TLC con la Unión Europea.

La mandataria de los capitalinos ha dicho que el TLC entre EE.UU. y Colombia “es asimétrico y lesivo para la producción nacional. Es lamentable que las garantías laborales que exige el Estado Social de Derecho en Colombia solo podrán ser exigibles por imposición de los Estados Unidos”.

“En materia agrícola el TLC elimina inmediatamente los aranceles para casi 70 por ciento de las exportaciones agrícolas de Estados Unidos a Colombia y la gran mayoría de los productos procesados. También elimina el uso por Colombia de las Franjas de Precio de la Comunidad Andina (aranceles variables), asegurando así que nuestro país deje de aplicar la protección arancelaria que le otorga este mecanismo de integración subregional”.

“El TLC le otorga a Estados Unidos tratamiento preferencial con relación a la competencia de terceros en productos claves, lo cual va en detrimento del interés de la producción nacional”.

“Simultáneamente, se abre las puertas al libre flujo de capitales y a servicios extranjeros como en educación, a los tribunales internacionales de arbitraje, deslegitimando la justicia colombiana, reforma el sistema de propiedad intelectual, de manera que las transnacionales puedan consolidar sus monopolios y sus precios, así como se establece un capítulo de compras del sector público que apunta a impedir que las empresas colombianas puedan continuar suministrando recursos a las empresas estatales. Todo esto y otros aspectos lesivos para la productividad colombiana hacen que el TLC sea un instrumento de anexión a la economía norteamericana”, señaló López Obregón cuando fue presidenta del Polo Democrático Alternativo.