Claudia López plantea apertura económica por turnos en “nueva normalidad” de Bogotá

Noticias destacadas de Bogotá

La mandataria explicó que después del 30 de agosto, no será viable abrir toda la ciudad al mismo tiempo. Por eso, dice que la apertura del comercio será por turnos con horarios y días para operar.

En medio del inicio de la nueva y última fase de cuarentena por localidades, una de las más cuestionadas por varios sectores económicos tras la necesidad de trabajar, la alcaldesa Claudia López dio adelanto a algunas de las medidas que se tomarán a partir del 1 de septiembre en Bogotá. Entre estas, mencionó la reapertura comercial por turnos, consistente en que los establecimientos y fábricas operen durante ciertos días y horarios para evitar acelerar la propagación del virus en la ciudad.

Lea: Con cuatro pilotos comenzará reapertura de Bogotá en septiembre

“Organizaremos todo para que el que pueda seguir en teletrabajo, lo haga, ya sabemos que somos capaces de hacerlo, por eso agradezco a empresarios su digitalización, que ha aumentado un 40 % en Bogotá. Todos los sectores van a volver a abrir, pero vamos a turnarnos la semana por días para que, por ejemplo, el sector de construcción salga unos días, manufactura, otros días, y el Aereopuerto El Dorado también lo intercalaremos para evitar una velocidad de contagio más grande”, expresó López.

Lea: Así se plantea la “nueva normalidad” en Latinoamérica

La idea con esta estrategia es que al día no se movilicen más de cuatro millones de personas en la ciudad, para que no colapse ni el sistema de salud ni de transporte, que puede ser uno de los focos más altos de contagio ante la imposibilidad de respetar un distanciamiento social.

Lea: La polémica por supuesta prohibición en las ventas durante la cuarentena en Bogotá

“Va a haber contagio, pero no mucho, por lo menos para que no colapse el sistema de salud, porque si volvemos al mismo tiempo ocho millones de personas a las calles, todo lo que hemos hecho se nos daña”.

Respecto a la apertura de restaurantes, la mandataria reiteró que los establecimientos no podrán abrir en un 100 %, “porque los sitios poco ventilados como restaurantes, iglesias y gimnasios, son los que generan más contagio. Entre más espacio y más ventilado, menos riesgo. Para que vuelvan a trabajar, mejor se van a peatonalizar calles para que trabajen a cielo abierto. Preferimos cerrar las calles para los carros y los restaurantes tengan un espacio para mejor atención”.

Frente al comportamiento del virus en la ciudad, López aseguró que la capital atraviesa por un momento positivo, al encontrarse, ya no en un pico, sino en una “meseta”, que significa que poco a poco la curva se ha venido estabilizando y no creciendo. “Somos optimistas porque ha dejado de crecer, duraremos unas dos semanas más en esta meseta, para que a finales de agosto empiece a bajar”.

Lea: Última cuarentena sectorizada antes de la “nueva normalidad” en Bogotá

Por esto, pidió a la ciudadanía, sobre todo a quienes se encuentran en el último periodo de cuarentena estricta, que no baje la guardia durante los últimos días de este mes. “Sé que es un momento difícil para todos y el golpe económico también, pero les pido paciencia para que no bajemos la guardia. Este último turno de cuarentena es el más pequeño que hemos hecho en cuanto a población, ya que solo representa que 1.280.000 personas no salgan a las calles”, precisó.

Comparte en redes: