Cobros por congestión: sin futuro en el Concejo

La idea de la administración de crear peajes urbanos en Bogotá para controlar la acelerada motorización, por ahora, no parece tener eco en el Cabildo.

Archivo El Espectador

La Secretaría de Movilidad presentó su proyecto ante la corporación, pero hay más preguntas que respuestas. Por ahora, los cálculos apuntan a que el proyecto no será aprobado, bien sea por la posibilidad de que los concejales ponentes decidan presentar conceptos negativos o por vencimiento de términos para la discusión.

El círculo vicioso de trancones y tiempo malgastado al viajar de un extremo de la ciudad a otro es sólo uno de los efectos negativos de la tendencia de crecimiento de los vehículos motorizados, que tienen desde hace más de un año pensando al Distrito cómo cobrarles a los ciudadanos por circular en sus automóviles en vías de alta congestión. El 8 de abril la Alcaldía presentó la propuesta al Concejo, luego de lo cual quedaron designados como ponentes los concejales de la Alianza Verde Edward Arias, Diana Rodríguez y Diego García.

El proyecto fue presentado durante el corto mandato de Rafael Pardo como alcalde (e) y, según dijeron fuentes de la administración en su momento, se esperaba que el proyecto tuviera éxito y no un efecto de oposición como habría ocurrido en caso de que lo hubiera presentado el exalcalde Gustavo Petro.

Sin embargo, García dijo a este diario que hasta el momento las tres ponencias que se preparan serían negativas, como se decidió luego de una reunión de bancada y “el proyecto no tiene cómo salir adelante”.

Uno de los puntos que ha criticado la concejal Rodríguez es que en el proyecto presentado al Cabildo, el Distrito no indicó cuál es la propuesta de reglamentación, cuáles serían las tarifas y las zonas donde se aplicaría. En el texto, el Distrito hizo un diagnóstico de la necesidad de la medida, pero efectivamente no explicó cómo se aplicaría en Bogotá, pese a que la Secretaría de Movilidad había anunciado que se implementaría en sectores como las calles 116 y 72. El secretario Rafael Rodríguez dijo que la tarifa podría ser de $8.000 por entrar y salir tres veces de una zona.

La concejal Rodríguez decidió pedir una prórroga para presentar su ponencia, pero aún así reconoce que “no hay ambiente” para que la iniciativa salga adelante, más aún sin tener claras las reglas en que se aplicaría.

El presidente del Concejo, el liberal Miguel Uribe, considera que el proyecto puede quedar archivado por vencimiento de términos. Esta sería una “oportunidad para madurar la discusión y que no se pierda el trabajo si la administración es juiciosa y presenta un nuevo proyecto”, dijo el concejal.

Por ahora, el Concejo se concentraría en sacar adelante los proyectos de elección de los jueces de Paz y el que autoriza al alcalde mayor para hacer actuaciones en la Asociación Colombiana de Ciudades Capitales. De manera que también quedaría en el limbo la discusión de la creación de la Secretaría de Seguridad.