Colado de Transmilenio fue herido en la cabeza con un arma de fuego de la Policía

El joven de 19 años se encuentra en delicado de estado salud en la clínica El Bosque. Las autoridades aseguran que el disparo fue producto de un forcejeo, mientras familiares manifiestan que el uniformado le disparó por la espalda.

Los hechos sucedieron en inmediaciones de la estación Alcalá de Transmilenio.Archivo EFE

Son confusas las circunstancias en las que un joven de 19 años, quien intentaba colarse en una de las estaciones del sistema Transmilenio en el norte de Bogotá, fue herido con arma de fuego por un uniformado de la Policía en una persecución en inmediaciones de la estación Prado, en la Autopista Norte. Mientras los familiares del sujeto aseguran que el uniformado disparó a distancia, la Policía expresó que fue producto de un forcejeo.

El joven, en compañía de su hermano y su primo, intentaba evadir el pago de los $2.000 de pasaje en la estación de Alcalá. En ese momento, un auxiliar vio el hecho y antes de que les llamaran la atención, los colados decidieron salir del sistema.

Unos minutos más tarde, intentaron de nuevo ingresar a Transmilenio sin pagar, pero esta vez en la estación de Prado. Coincidencialmente, el mismo auxiliar arribó a esta esta parada en un articulado, se percató del hecho y solicitó refuerzos para una requisa.

“Cuando nos hicieron la requisa empezaron estrujarnos. Yo le dije a mi primo que así no es el procedimiento. Le pido que nos bajemos porque empiezan a pegarnos. Salimos corriendo y ellos nos persiguieron”, explicó Wilfrido Alvarado, hermano del joven herido, en Caracol Noticias.

La persecución se extendió por casi tres cuadras hasta que los jóvenes se detuvieron. En ese momento, asegura Alvarado, uno de los uniformados grita “alto” y dispara contra su hermano, quien estaba de espaldas. La bala lo hirió en la cabeza.

Según el familiar, emprendieron la huida por miedo: “No queríamos tener problemas con nadie porque ya nos habían visto colándonos”. Aclaró, además, que no portaban armas ni drogas.

Ahora el joven herido se encuentra delicado de salud en la clínica El Bosque.

La versión de la Policía

Ante esta denuncia, la Policía aseguró que las personas se “tornaron agresivas en el momento de la requisa y trataron de empujar al auxiliar a la calzada exclusiva de los buses”. Las versiones concuerdan en que solicitaron refuerzos y los jóvenes huyeron del lugar.

Sin embargo, el mayor Jhon Fredy Gómez, comandante encargado de la estación de Policía de Transmilenio, advierte que fueron siete cuadras de persecución y que el joven intentó arrebatarle el arma de dotación al uniformado, “produciéndose de manera accidental un disparo por culpa del forcejeo”.

La Fiscalía asumió el caso y, según Gómez, la Policía entregará las evidencias para que la investigación sea rápida y efectiva.