'La Colina abrió sus puertas sin cumplir todos los requisitos': Personería de Bogotá

La Personería aseguró que, desconociendo normas y conceptos para su funcionamiento, el centro comercial entró en funcionamiento con anuencia de la Alcaldía de Suba.

Personería Distrital

De nada sirvieron las advertencias de la Personería de Bogotá sobre la ausencia de planes de emergencia y de mitigación del impacto frente a la movilidad y el espacio público: el centro comercial La Colina, ubicado en la localidad de Suba, abrió sus puertas sin cumplir con todos los requisitos exigidos para su funcionamiento, según alertó este viernes el ente de control. (Lea: Aplazan inauguración de centro comercial en Bogotá por incumplir planes de emergencia)

De acuerdo con el organismo, aunque la Alcaldía Local permitió abrir, pero no inaugurar el centro comercial, se desconocieron las normas y los conceptos de la propia Administración Distrital.

“Las autoridades distritales determinaron que La Colina aún no ha cumplido con el plan de mitigación de movilidad, ni le han aprobado –pese a que los radicó– los planes de emergencias y contingencias y no tiene visto bueno oficial del Cuerpo de Bomberos. No obstante, la Alcaldía Local de Suba le permitió abrir y sólo le prohibió realizar un evento de inauguración”, advirtió la Personería.

Entre otras, el ente señala que, al no contar un plan de movilidad aprobado, el centro comercial está poniendo en riesgo la integridad y vida de las personas. Citando un concepto de la propia Secretaría de Movilidad, la Personería indica que no hay un paso seguro para los peatones sobre la Avenida Boyacá y que no hay cómo regular la incorporación de los vehículos que salen de la Calle 145 a la Boyacá. Tampoco se iniciaron las obras para la instalación de un semáforo.

“Se evidenciaron maniobras peligrosas por parte de los conductores en las inmediaciones del centro comercial. Se constató que se presentan condiciones inseguras para los usuarios, especialmente para los peatones, sobre la Calle 145, la Calle 146B y sobre la Avenida Boyacá”, dice el informe de la Dirección de Seguridad Vial y Comportamiento del Tránsito de la Secretaría de Movilidad.

Por otro lado, se encontró que La Colina no ha radicado la solicitud de visita de los Bomberos de Suba y no ha realizado el pago correspondiente para la Revisión Técnica de Riesgo, por lo tanto, dice la Personería, no disponen del concepto de revisión del Cuerpo Oficial, requisito indispensable para el funcionamiento de establecimientos comerciales, según las normas.

“La visita realizada al centro comercial previa a la apertura, por parte de los Bomberos, fue efectuada de manera informal, sin que se levantara ningún acta. Sólo se le brindó la orientación a los directivos para que radicaran los documentos para efectuar la inspección oficial”, agrega la Personería.

Se evidenció además que a la fecha tampoco está aprobado el Plan de Emergencias y Contingencias y de acuerdo con el organismo de control, fue el propio Distrito el que lo alertó que el centro comercial no tiene la capacidad de carga eléctrica para su funcionamiento, al punto que para mitigar el problema tiene una planta eléctrica que funciona con diésel, aparato que debe ser revisado por la Secretaría de Ambiente, por los niveles de presión sonora y emisión de gases contaminantes.

“Tampoco hay presencia de la Policía de Tránsito regulando el paso peatonal como se había acordado ni están clara las medidas para la operación de la ciclovía en el carril oriental de la Avenida Boyacá. A esto se suma la ocupación del espacio público por parte de vendedores ambulantes”, precisa el ente, que ahora estudia si la Alcaldía de Suba incurrió en alguna irregularidad frente al tema.

Se vigilará que el centro comercial no exceda los límites de ruido, no haya invasión del espacio público, se respeten las restricciones a los horarios de realización de eventos, tenga los permisos requeridos y en general respete las normas que rigen los establecimientos públicos.