Comedores comunitarios en riesgo

Una nueva crisis ha sido revelada por el concejal Juan Carlos Flórez, quien denuncia un descuido por parte de la administración Petro en el programa de comedores comunitarios.

El 50% de los comedores comunitarios que tiene la ciudad podrían dejar de funcionar. Así lo denunció el concejal Juan Carlos Flórez, quien entre otras cosas manifestó que el 82 % de las raciones que se entregan en este programa no cumplen con los componentes nutricionales exigidos.

Algo que Flórez considera preocupante es el impacto que podría generar el cierre de 173 comedores comunitarios, en donde aproximadamente 38 mil personas reciben su única comida diaria. “A partir de 2013 no existirá ninguna línea de inversión local para continuar la financiación de este proyecto, ni se fijó una directriz clara de cuál será la medida transitoria para seguir prestando el servicio alimentario que se le ofrecía a las personas más vulnerables” afirmó el concejal.

A la incertidumbre sobre la continuidad del programa se suma otro problema: el déficit nutricional de las raciones que entregan los comedores a la población vulnerable. En la investigación del concejal se cuestiona la procedencia de alimentos baratos en los comedores comunitarios, que han desmejorado la cantidad nutricional de cada comida. Adicionalmente, Flórez ha denunciado que la cantidad de productos que se sirven depende de lo que las operarias quieran servir.

Como los comedores que están en riesgo son administrados por los Fondos Locales de Desarrollo, la Secretaría de Integración Social ha anunciado que la entidad que debe responder ante esta denuncia es la Secretaría de Gobierno, entidad que está a cargo de los fondos locales. La única respuesta que hasta el momento ha entregado el secretario de gobierno, Guillermo Asprilla, ante la denuncia, es una breve mención a Flórez en su cuenta de Twitter: “Concejal Flórez desinforma a la opinión en tema de comedores. Miente”.

Un punto neurálgico en este debate por el programa de los comedores comunitarios es la financiación, que según Flórez, es incierta: “se han recibido $9.000 millones de aportes voluntarios. Esa es una cifra enorme y no fue un aporte de una empresa, sino de todos los usuarios que quieren sentir que no les están regalando nada”.