Juez define hoy solicitud de medida de aseguramiento

Complejo debate sobre ataque al Andino

Aunque la Fiscalía insiste en que tiene evidencias de que los jóvenes pertenecerían al Mrp, ese grupo ilegal niega que sean miembros. Abogados y expertos piden una investigación profunda.

Los abogados defensores de los supuestos implicados cuestionaron el procedimiento de las autoridades. / Cristian Garavito - El Espectador

Justo después de que la Fiscalía les imputara cargos a los ocho señalados de participar en el atentado del centro comercial Andino, el Movimiento Revolucionario del Pueblo (Mrp) -al cual le atribuyen el ataque- envió un comunicado en el que desmiente que ellos pertenezcan a la organización, que su movimiento tuviera que ver con el ataque e insistió en que las capturas obedecen a una “cacería de brujas”. A pesar de eso, las autoridades reiteran que a los sospechosos se les encontró material alusivo a esa organización ilegal y que el arma de fuego que aparece en uno de los videos del Mrp (que circula en redes), fue incautada en los allanamientos. Incluso, que encontraron mapas y una bitácora en la que supuestamente algunos de los detenidos consignaban los movimientos de los lugares donde cometieron atentados.

“¿Y los videos?”

Aunque la ciudad pedía resultados en las investigaciones por el ataque al Andino, el hermetismo y el manejo que le han dado las autoridades sigue generando inconformismo. Por eso, los defensores de los detenidos rechazaron las afirmaciones “temerarias” que, según ellos, han emitido la Fiscalía y la Policía en contra de sus defendidos.

El abogado David Uribe, apoderado de dos de los procesados, aseguró que las autoridades han aseverado “de manera calumniosa” que sus clientes pertenecen al Mrp; que esa organización cometió el ataque al Andino, y que, por extensión, todos los capturados son responsables del ataque.

Por su parte, el abogado Élmer Montaña dijo que de momento el ente acusador no ha revelado los videos de seguridad del centro comercial ni de la zona en donde ocurrieron los hechos, los cuales podrían evidenciar un vínculo entre los procesados y el atentado. “No se ha mostrado una sola prueba”, dijo.

Conocidos en la universidad

Independiente de las evidencias y las críticas, algo que está claro es que la mayoría de los detenidos se conocieron en la Universidad Nacional. Incluso, con otro universitario que fue acusado recientemente como posible responsable de dos ataques registrados en 2015 y que se le atribuyen al Mrp.

Consultadas distintas fuentes en la universidad, en donde la mayoría adelantaron sus estudios superiores, dicen que al menos tres de ellos ingresaron a la Facultad de Sociología en 2010 y uno se cambió a la carrera de ciencia política, pero siguió en contacto con sus demás compañeros. Era habitual verlos en la cafetería de sociología y en una zona común entre ese departamento y la Facultad de Ciencias Humanas conocida como “El Freud”.

Y, como coinciden quienes conocieron a los implicados, los veían participando en foros en los que se discutía sobre la coyuntura política del país, en especial las organizadas por la Facultad de Derecho y se mostraban interesados en abrir la discusión sobre la apertura de las bibliotecas los viernes en la tarde. “En los debates resaltaba uno de ellos, por su avanzada edad y por su mayor conocimiento de la política”.

Paradójicamente, aquellos que ingresaron en 2010 a la universidad no se destacaban precisamente por su desempeño académico y algunos de ellos culminaron pregrado después de siete años, pese a que las carreras que cursaban están diseñadas para terminarlas en tres años.

Si bien las redes sociales servían como plataforma para hacer críticas abiertas al sistema político, algunos de ellos cerraron sus cuentas una vez se produjeron las primeras capturas, a principios de este año. Sin embargo, como afirman los amigos y conocidos de los detenidos, ellos se dieron a conocer por debatir abiertamente, pero niegan que recurrieran a la violencia para defender sus causas ideológicas.

Que investiguen a profundidad

Una opinión similar tiene Carlos Medina Gallego, profesor de la Universidad Nacional y especialista en conflicto armado, quien está seguro de que el denominado Mrp no tiene relación con las universidades públicas y que la responsabilidad de los sospechosos es algo que se tendrá que demostrar en juicio. “Los detenidos pueden ser egresados de las universidades públicas. Incluso, haber sido activistas del movimiento estudiantil, pero el hecho de ser críticos no los hace terroristas ni criminales. Es claro que hay un incidente muy fresco y nefasto como el atentado al Andino, que es necesario que se investigue a profundidad, especialmente por el momento y el impacto que generó”.

Sobre el Mrp, el experto asegura que es un grupo tan reciente y con tan poca actividad política, que no hay mucho que decir. “Esto es un grupo sin historia. No lo conoce nadie. No se puede caracterizar ni hablar de su orientación, si es maoísta o castrista… nada, porque no hay elementos. Es que creo que ni siquiera ha avanzado en el ámbito del proselitismo político. Lo único que se sabe es que ha hecho un par de acciones, que entraron en el imaginario de la gente y que la prensa los catapultó. En términos de propaganda armada, deben estar agradecidísimos con los medios”, concluyó Medina Gallego.

El debate, que se ha vivido tanto en la calle como en el despacho judicial que asumió este caso, será largo. Culminada la audiencia de control de garantías, comenzará el largo camino hasta el juicio, en el que se demostrará quién tiene la razón.