Concejal Antonio Sanguino, centro de polémica tras captura de su hermano por microtráfico

El concejal envió una carta al alcalde Enrique Peñalosa explicándole la situación y pidiéndole que se haga justicia en este caso y que continúe con la recuperación del centro de Bogotá.

Antonio Sanguino, copresidente de la Alianza Verde. / El Espectador

En una bochornosa situación se encuentra el concejal de Bogotá por la Alianza Verde, Antonio Sanguino, tras la captura de su hermano Enio Antonio Sanguino, quien permanece recluido en la cárcel Modelo de Bogotá, señalado de participar en la venta ilegal de drogas en el centro de la ciudad, particularmente en el barrio San Bernardo.

Al parecer el hermano del concejal fue capturado en medio de las investigaciones de las autoridades tras la intervención del Bronx y otras ollas de vicio instaladas en zonas cercanas a este lugar, por su participación en el comercio ilegal de estupefacientes.

A través de una carta enviada al alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, el concejal pone en conocimiento esta situación y aclara que con su hermano han estado distanciados hace años y que por eso no estaba enterado de la captura.

“Supondrá usted mi sorpresa por esta noticia. Si las sindicaciones contra mi hermano son ciertas sería muy doloroso para mí, que como usted sabe he sido un servidor público comprometido con la legalidad democrática, un concejal de la ciudad que ha participado activamente en la discusión sobre la seguridad de los bogotanos (…)”, señala Sanguino.

El concejal es el hijo menor de ocho hermanos, y debido a su actividad política y otras circunstancias se alejó de algunos de ellos, entre estos Enio, por lo que no conoce mucho sobre sus actuaciones en los últimos años. Recuerda que su hermano se fue de la casa en Valledupar a organizarse con su actual esposa en Cúcuta. Y su actividad comercial era la venta de ganado.

“No tenía ni idea que estaba detenido, hasta donde sé, creo que cambió sus apellidos por Sanguido o uso una cédula falsa. Me produce extrañeza que no me hubiera informado la policía si estaba involucrado con un servidor público, pero pues no relacionaron el apellido conmigo”, afirmó a Blu Radio.

Aunque dice que le cuesta creer que su hermano esté “metido en eso”, le demostró su respaldo al Peñalosa y pidió que si su hermano es culpable, que actúe la justicia con todo rigor como lo haría con cualquier ciudadano.

“Usted es testigo de mi integridad y honestidad. Si la justicia demuestra la responsabilidad penal de mi hermano Enio no se lo perdonaría y pido para El todo el peso de la ley”, agregó.

Finalmente asegura que de haber tenido conocimiento de esas actuaciones ilegales de su hermano, “yo lo hubiera denunciado, porque tengo una responsabilidad con la sociedad y ni permito que mi familia se inmiscuya en mis actividades políticas mucho menos que se beneficien de mi condición de servidor público (…) Es inevitable estas circunstancias, uno no escoge a su familia, y quizás pretendan usarlo como arma política en mi contra”.

Hoy me siento víctima de una situación en la que no tengo en absoluto ninguna responsabilidad. Sigo con mi frente en alto y respondiendo como me corresponde por mis actuaciones”, puntualiza en la carta el concejal. (Lea la carta completa)

 

últimas noticias