Concejo da el primer sí a la Secretaría de Seguridad de Bogotá

Entre los objetivos del proyecto, aprobado en primer debate, están la liquidación del Fondo de Seguridad y Vigilancia y la implementación de mejoras técnicas para la Policía.

La Comisión de Gobierno del Concejo discute la iniciativa con el subsecretario de Seguridad y quien será el titular del nuevo despacho, Daniel Mejía. /Twitter: @danielpalam

Arrancó con pie derecho en el Concejo de Bogotá la discusión para la creación de una secretaría distrital de seguridad, luego de que la Comisión de Gobierno de la Corporación aprobara en primer debate el proyecto que busca crear la denominada Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia.

La iniciativa comprende la eliminación del Fondo de Vigilancia y Seguridad, crea el Fondo Cuenta Distrital de Seguridad y se otorga facultades extraordinarias al alcalde Enrique Peñalosa. Tras superar su primera discusión con 11 votos a favor y dos en contra, ahora el proyecto pasa a plenaria para segundo debate.

Después de pasar por la comisión, el proyecto será discutido en la plenaria del Concejo, donde se decidirá si la nueva dependencia distrital se materializa. Con las mayorías que el alcalde Enrique Peñalosa, principal promotor de la iniciativa, tiene en el cabildo, parece que la secretaría de seguridad no tiene reversa.

Entre las funciones que tendría la Secretaría, esbozadas en el proyecto de acuerdo presentado por el alcalde, son recurrentes los verbos “liderar”, “orientar” y “coordinar”. Sin duda, la Secretaría le apuntará al trabajo conjunto entre las entidades a cargo de la seguridad de los habitantes de la capital: la Policía y el Distrito principalmente, pero también el Ejército. (Lea: El reto de la creación de la Secretaría de Seguridad)

Esa, la coordinación de entidades, fue tal vez la dificultad más grande en seguridad para la administración de Gustavo Petro, que no pudo conciliar su visión de una ciudad segura con la de la Policía de Bogotá, entonces comandada por el general Humberto Guatibonza. Cada entidad jaló por su lado y eso se hizo evidente.

Parte del buen ambiente del que goza la creación de la Secretaría parte del consenso que hay sobre la difícil situación de la capital, que pasa por cifras pero sobre todo por la percepción de inseguridad de la ciudadanía. Aunque a las autoridades les preocupa la proliferación del hurto y las riñas, la tasa de homicidios de Bogotá (17 por cada 100.000 habitantes) por ejemplo, es más baja que el promedio nacional. Aun así, el 86% de los habitantes se sienten inseguros en la capital, según la Red de Ciudades Cómo Vamos. En ese contexto, pocos discuten la necesidad de la Secretaría.

El presupuesto que manejará esta entidad parece corto. Según explicó Daniel Mejía, actual subsecretario de Seguridad y quien será el titular del nuevo despacho (de ser aprobado), se estima que para este año será del orden de $250.000 millones. (Lea: El precio de otra Policía)

El grueso (casi $196.000 millones) saldrá de los dineros que maneja el FSV, el cual sería liquidado para dar paso a la nueva secretaría. Los otros $46.000 millones saldrán de los ajustes, incluidos algunos recortes de personal, que hará la administración en las oficinas que manejan el tema de seguridad.