Concejo de Bogotá advierte fallas en el modelo de aseo de la ciudad

En un debate de control político el Concejo advirtió la falta de una política pública para el esquema de aseo.

Gabriel Aponte

El Concejo de Bogotá afirmó que existen preocupaciones e interrogantes por la falta de políticas públicas sobre el modelo de recolección de basuras, que permitan la recolección, reciclaje y el aprovechamiento de residuos sólidos.

De acuerdo con los concejales, no existen Áreas de Servicio Exclusivo en Bogotá ni solicitudes para crearlas, como lo ordenó el Decreto 564 de julio de 2012 en donde se hicieron “observaciones que no fueron atendidas”.

En el debate de control político, que se hizo con el fin de conocer el futuro del modelo de recolección de aseo, el concejal del Partido Conservador, Roger Carrillo afirmó que “el modelo de aseo actual es transitorio hasta tanto no se adjudiquen mediante licitación pública los servicios de aseo, según lo dispuesto en la ley 142 de 1994”.

Por su parte la concejal Olga Victoria Rubio, aunque reconoció que se han hecho avances para la inclusión de la población recicladora en el esquema de aseo, dijo que no son ciertas las cifras de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos, Uaesp, que afirman que se ha cumplido el 97% del esquema.

“Más allá del caos de recolección de basuras o de nuestra necesidad de encontrar otro relleno sanitario, la decisión política requiere de estrategias de aprovechamiento de recursos y acciones de sostenibilidad ambiental y económica”, explicó Carrillo.

Así mismo el concejal Jairo Cardozo criticó la estructuración y el avance de la licitación pública de las áreas de servicio exclusivo, que fueron creadas con el fin de otorgar determinadas zonas a un solo prestador del servicio público, con el fin de asegurar la extensión del servicio a las personas con menores recursos.

Además advirtió que el hecho “tiene que ver con la confrontación del prestador de servicio público de aseo de Bogotá”, puesto que la empresa de Acueducto ha subcontratado con Aguas de Bogotá, que según el concejal, planea crear una nueva marca llama Empresa de Basuras de Bogotá.