Concejo de Bogotá descolgará cuadros de concejales corruptos

Las imágenes de Hipólito Moreno, Germán Olano y Orlando Parada, serán suprimidas del recinto en el marco del Día de la Transparencia Distrital.

Orlando Parada, Hipólito Moreno y Germán Olano, condenados por su participación en el "Carrusel de la contratación".Archivo.

El pasado mes de noviembre se firmó el Acuerdo 654, que tenía como objetivo la ejecución de acciones concretas en el Concejo de Bogotá para rechazar actos en contravía de la administración pública. Una de esas acciones fue la de retirar toda condecoración, imagen o reconocimiento obtenido por cabildantes, antiguos o en ejercicio, que hayan sido condenados por delitos relacionados con la corrupción.

Así las cosas, las imágenes de los exconcejales Hipólito Moreno, Germán Olano y Orlando Parada, condenados por su participación en el conocido como “Carrusel de contratación”, que desfalcó por más de 2.2 billones de pesos a Bogotá, serán descolgados de los recintos del Cabildo Distrital.

El retiro de los cuadros se realizará el próximo 18 de agosto y será dirigido por el presidente del Concejo, Horacio José Serpa, en señal de compromiso de que hechos así jamás se volverán a registrar, dado que Olano y Moreno también presidieron la corporación. Se hará en medio de una serie de eventos en el marco del Día de la Transparencia Distrital, y contará con la participación de la personera de Bogotá, Carmen Teresa Castañeda, y el director de Transparencia por Colombia, Andrés Hernández, además de los 45 cabildantes.

La idea de hacer un acto simbólico de sanción social a los condenados por corrupción fue del concejal Hollman Morris (Movimiento Progresistas), quien fue apoyado de manera unánime por todas las bancadas con representación en la institución

“La corrupción, uno de los flagelos que más ha causado daño a la sociedad colombiana, se combate con leyes, con cultura, pero también con sanciones sociales y una de estas es quitar los honores, las investiduras, las medallas a quienes hayan incurrido en delitos de corrupción” aseguró el ponente de la iniciativa.

El Acuerdo también contempla que cada miembro actual del Concejo se comprometa a desarrollar su trabajo de tal forma que devuelva la confianza institucional a la ciudadanía y así espantar los fantasmas sobre otro posible entramado de corrupción fraguado desde el Cabildo. Incluso, Morris propone que la iniciativa se repita en el Senado, la Cámara de Representantes y, en general, en las instituciones de elección popular del país, para que se haga una especie de purga a los apellidos que han saqueado el erario del país.