Concejo de Bogotá exige ‘cuentas claras’ por atención a habitantes de calle

El reclamo se hizo debido a la decisión del Distrito de dar 88.000 pesos a los habitantes de calle, a cambio de cada tonelada que reciclen.

Alcaldía de Bogotá

El Instituto para la Protección de la Niñez y la Juventud (Idipron) y las Secretarías Distritales de Integración Social y de Salud, han invertido más de 150.000 mil millones de pesos para la atención integral de los habitantes de calle de Bogotá, motivo por el que el concejal del Partido Liberal, Armando Gutiérrez, exigió este martes cuentas claras a la Alcaldía de Bogotá.

El cabildante, manifestó que busca establecer el impacto que se ha generado con los proyectos y programas de la Administración Distrital para esta población, además de conocer la relación costo - beneficio de las iniciativas.

Durante un debate de control político que se llevó a cabo en horas de la mañana de este martes, Gutiérrez se pronunció sobre la situación que afronta el habitante de calle en la capital del país, denunciando que la actividad comercial en Bogotá se ve afectada en otras localidades de Bogotá, aparte del centro. Según el cabildante, en Bosa, Kennedy, Suba, Barrios Unidos y Chapinero, los ciudadanos habitantes de calle se han apropiado de espacios públicos, vías y parques.

“El Habitante de Calle es sujeto de derechos, pero también de deberes, que esta Administración no ha reclamado para ofrecer mejores condiciones de salubridad a la ciudadanía en general”, afirmó Gutiérrez.

Así mismo, el reclamo del Concejal se enfocó en las consecuencias de la Resolución 523 de 2014, en la que el Distrito determinó que a cada habitante de calle, por cumplir labores de reciclaje en la ciudad se le reconocería una tarifa de $87.990 por tonelada recuperada. Según el funcionario, ‘‘estos dineros podrían financiar el microtráfico y de paso patrocinar el consumo de sustancias psicoactivas de esta población vulnerable’’.

Finalmente, el debate en el Concejo abordó estrategias enfocadas al desarrollo integral de los habitantes de calle, en cuanto a salud y bienestar.

‘‘Lo que se quiere es que el Gobierno dé más espacios para ayudar a estas personas, se habla de nuevas posturas que asuman esta realidad que aunque se crea invisible afecta a cada ciudadano’’ advirtieron los concejales que participaron en la discusión.