'Conejo' de carretero al Distrito

En Tucarro.com es ofertado uno de los carros dados por el Distrito en el marco del programa de sustitución de vehículos de tracción animal.

Este es el pantallazo de la página web Tucarro.com, en donde se oferta el vehículo entregado por el Distrito.
Este es el pantallazo de la página web Tucarro.com, en donde se oferta el vehículo entregado por el Distrito.

El programa distrital de sustitución de vehículos de tracción animal se ha convertido en un negocio para algunos de los beneficiarios de esta apuesta de la administración de Gustavo Petro. El Espectador pudo confirmar que algunos de los carros entregados por el Distrito a los zorreros, a cambio de la entrega del caballo y la carreta que venían utilizando, están siendo vendidos a terceros.

La concejal por el Partido de la U Nelly Patricia Mosquera denunció a este diario la venta de uno de estos vehículos en una página web, en donde se ofertan carros usados de cualquier tipo. En Tucarro.com aparece uno de éstos. En el link http://articulo.tucarro.com.co/MCO-23818343-chery-yoki-2013-_JM se aprecian las características: marca Chery (vehículo chino), modelo Yoki 2013, de placas TUN-718, de tracción mecánica, con aire acondicionado, etc. Es vendido por $17’500.000, cuando su valor real se acerca a los $27’000.000. El vendedor advierte que el carro está “listo para trabajar, sin pico y placa, ganga, prácticamente nuevo, ¡aproveche!”.

¿Por qué el vendedor asegura que este negocio es una ganga? Según éste, tal como lo muestra el video (Ver video), fue asaltado en su buena fue por Henry Alfonso Morales, un carretero beneficiado por el Distrito y dueño original del vehículo ofertado en Tucarro.com. En una conversación telefónica con uno de los asesores de la concejal, quien se hace pasar por un posible comprador, el vendedor, quien se identificó como Alfonso Contreras , explica lo siguiente:

“Yo lo compré. Este carro es de los que dio el Distrito a las personas de las zorras, los carreteros. Esta camioneta salió en $26 millones, yo la retiré del concesionario y cuando fuimos a hacer el traspaso a Tránsito y a radicar los papeles para que la camioneta saliera a nombre mío, a los ocho días me contestaron que la camioneta tenía una restricción y que se podía hacer papeles dentro de 12 meses. Le dije al señor (Henry Alfonso Morales) que por qué no me había contado eso y no me dijo nada”. En la conversación el vendedor dice que puede ofrecer otros dos carros más “en las mismas condiciones”, insinuando que éstos también fueron entregados por la administración en el marco del programa de sustitución de vehículos de tracción animal. ((Escuchar audio))

El Espectador puso este asunto en conocimiento de la Secretaría de Movilidad del Distrito y María Constancia García, subsecretaria de Política Sectorial de esta cartera, respondió que “es lamentable este hecho, sobre todo por el esfuerzo financiero que está haciendo el Distrito, de cerca de $65 mil millones, para que los carreteros tuvieran una herramienta digna de trabajo que mejorara su calidad de vida”.

García explicó que “como controles establecimos que el dinero se entregaba directamente a los concesionarios en donde los carreteros escogían los vehículos y también que sólo dentro de un año se podría hacer el traspaso del bien. Quienes estén vendiendo los carros escogieron una mala decisión, teniendo en cuenta que a partir de octubre de este año, mes en el que terminará el programa de sustitución, se confiscarán todo caballo y carreta que estén circulando por Bogotá y ya no habrá derecho a que se le sustituya el vehículo de tracción animal”.

La concejal Mosquera, entre tanto,  aseguró que “el Distrito pensó que la solución a esta problemática era entregar un bien sin ningún tipo de control y seguimiento, y sin vincularlos al programa “Basura Cero”. Si hay 1.200 carreteros que son recicladores de oficio, ¿en dónde están y en qué están transportando el material reciclable? El Distrito botó la plata a la basura y veremos que en octubre de este año seguirán caballos y carretas circulando por la ciudad”.

La Secretaría de Movilidad aclara que no todos los carreteros son recicladores y que algunos utilizaban sus vehículos para acarrear escombros y chatarra.

La administración y el Concejo de Bogotá decidieron entregar un beneficio económico a cada uno de los 2.890 carreteros censados, que no supera los $21’220.000. Estos recursos fueron dispuestos para tres alternativas: sustituir el vehículo de tracción animal por un carro que transporte una carga útil igual o superior a 750 kilos; acogerse a un plan de negocios que genere una nueva actividad económica para el carretero, o por la adquisición o mejora de vivienda en casos excepcionales, como para aquellos carreteros en condición de discapacidad y para adultos mayores.

Del total de carreteros en la ciudad, 2.600 decidieron sustituir sus caballos por un vehículo.

[email protected]