Conflictiva formalización de ventas ambulantes en Chapinero

Un grupo de vendedores informales protesta porque, según ellos, el alcalde de la localidad no los incluyó en el programa de fortalecimiento empresarial.

Desde octubre de 2012 el alcalde local de Chapinero, Mauricio Jaramillo, ha recibido manifestaciones en frente de su despacho por el programa de fortalecimiento social y empresarial que está implementando. La idea de formalizar a los vendedores ambulantes del sector ha generado la molestia de aquellos comerciantes que se sienten “traicionados” o “despreciados por el alcalde”. Este lunes, desde las ocho de la mañana, alrededor de 20 comerciantes repitieron la protesta en la alcaldía local.

“No se reúne con nosotros. Le hace caso a los que quieren revocar al alcalde Petro”, gritaban. El reclamo principal era ese, que Mauricio Jaramillo no los había escuchado y que alrededor de 1200 vendedores informales de Chapinero se habían quedado por fuera del programa. Cuando la alcaldía local abrió las convocatorias en octubre del año pasado, 800 vendedores se inscribieron para recibir un carné y una chaqueta que certificara que están autorizados para trabajar en el espacio público.

El representante de los vendedores informales que asistieron a la protesta, Marcial Rodríguez, dijo que el alcalde local “sacó un volante diciendo que a las personas del espacio público les iban a incautar las mercancías. Es decir, robo de nuestra pertenencias”. Y agregó: “el alcalde local no nos recibe. Nosotros estamos acá pacíficamente pero no nos atiende, solo dice que pueden asistir cuatro del comité pero Marcial no. Ha mandado a la Policía para recoger nuestra mercancía y se han llevado personas a las URI (Unidades de Reacción Inmediata)”.

De acuerdo con información de la Alcaldía Local de Chapinero, para el programa de fortalecimiento social y empresarial se utilizaron los censos elaborados en los años 2004, 2006, 2009 y 2010, que arrojaron una cifra de 2.400 vendedores informales. “Somos más de 800, más de 2000, pero él no deja que nos inscribamos. Solo abrió esa convocatoria para reinsertados, víctimas, personas con discapacidad y no para comerciantes que estamos registrados en las listas del IPES (Instituto Para la Economía Social)”, señaló Rodríguez.

En cierta medida, el alcalde local esperaba esta protesta: “esa manifestación que acaban de ver es un síntoma por lo que estamos trabajando. Estamos desarticulando mafias que incidieron en que vendedores informales no se vincularan al programa. Tenemos testimonios sobre esas mafias que cobran $2 mil pesos diarios a cada vendedor”, indicó Jaramillo.

La razón de estas protestas está relacionada con el día en que la Alcaldía local formalizará a los vendedores que se registraron en la primera convocatoria: “se espera que el jueves entreguemos los primeros carnés y las primeras chaquetas para las personas que se inscribieron. En los censos hemos encontrado que en Chapinero hay personas que tienen 10 carros de perros, cinco puestos de naranja, vehículos de gama alta, taxis, buses y algunos órdenes de captura”, dijo Jaramillo.

Teniendo en cuenta que existe la posibilidad de que no todos los vendedores se encuentren en una situación de vulnerabilidad, la Alcaldía estableció las siguientes categorías como condición para pertenecer al programa de fortalecimiento social y empresarial: pertenecer al Sisbén, estar registrado en la Red Unidos de la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza, hacer parte del Registro Único de Población Desplazada, ser víctima del conflicto armado interno, pertenecer al programa de reinserción de la Agencia Colombiana para la Reintegración o presentar alguna discapacidad física y cognitiva: “Deben cumplir con por lo menos una para pertenecer al programa. Por eso hablamos de enfoque diferencial”, señala Jaramillo.

El alcalde local respondió a las acusaciones de Marcial Rodríguez: “nosotros tuvimos una audiencia y yo demostré con fotos y actas que por lo menos en tres ocasiones me he reunido con él. Lo del volante no es cierto. Los volantes que entregamos en la Alcaldía local van con mi firma porque es un tema muy delicado”. Con respecto a una nueva convocatoria, aseguró que luego de un periodo de evaluación “se pueden abrir sin ningún problema”.

Los vendedores informales que se registraron en la convocatoria de octubre, según Jaramillo, podrán hacer parte de programas educativos y recibirán ofertas laborales. “ El vendedor informal se va a volver un defensor del espacio público y se le ofrecerán ofertas laborales. No vamos a permitir las mafias del espacio público”.

Temas relacionados