Consejo de Estado y Minambiente visitan obras en el Río Bogotá

Los funcionarios fueron testigos de las bombas hidráulicas y su sistema de rejilla en el río y comprobaron los trabajos para evitar inundaciones en los barrios aledaños al río.

Corporación Autónoma Regional

Los magistrados auxiliares de la Sección Primera del Consejo de Estado, David Penagos Londoño y Carolina Velásquez Burgos y José Ricardo Rodríguez, asesor del Ministerio de Ambiente, a bordo de una embarcación visitaron este martes las obras de la primera fase de Adecuación Hidráulica y Recuperación Ambiental del río Bogotá.

El objetivo de la visita, en la que también participaron miembros de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), era conocer los trabajos que adelanta la autoridad ambiental entre la desembocadura del río Tunjuelo y las compuertas de Alicachín en Soacha.

El por qué de la presencia de los dos magistrados, se debía a que fueron quienes acompañaron al magistrado del Consejo de Estado, Marco Antonio Velilla, en la validación de la sentencia del río Bogotá, que ordenaba a las diferentes instituciones regionales y distritales tomar medidas y efectivas para la recuperación del río.

Durante el recorrido, Penagos manifestó su sorpresa porque el río manifestara un comportamiento de bienestar en esta instancia del proyecto y ratificó su agrado por el trabajo realizado hasta el momento por la Corporación Autónoma Regional. Así mismo, los pasajeros de la embarcación fueron testigos de las bombas hidráulicas y el sistema de rejilla en el río, además de comprobar los trabajos en el humedal Tibaníca, que sirven como mecanismo de amortiguación, con el fin de evitar inundación en los barrios aledaños al mismo.

Aníbal Acosta, asesor de la Dirección General de la CAR, indicó la importancia de un Parque Lineal en el río: ‘‘este proyecto, que cuenta con un contrato actual de intervención de 52,5 kms, tiene como propósito devolver un hábitat natural y ecológico donde se pueda apreciar fauna y flora en óptimas condiciones. En este momento, especies como el Pato Canadiense, la Tingua Azul y Bogotana, entre otras, se alojan en el Meandro del Say, humedal que limita con el río Bogotá’’, manifestó.