En los próximos días el proyecto será radicado ante el Concejo

Consejo Territorial de Planeación Distrital emitió concepto negativo al POT de Peñalosa

Recomendaron construir el metro subterráneo, advierten que se sigue privilegiando al sector inmobiliario. Secretaría de Planeación asegura que todas sus propuestas están sustentadas y señalan que no todos los consejeros activos votaron a favor de este concepto.

El concepto del CTPD sobre el Plan de Ordenamiento no es vinculante, por lo que el Distrito puede decidir que incluye en su proyecto. / iStock

El Consejo Territorial de Planeación Distrital (CTPD) cumplió su objetivo y al cumplirse el plazo hizo entrega del concepto sobre el proyecto de Plan de Ordenamiento Territorial (POT), que le hace falta al Distrito, para que en los próximos días lo pueda radicar en el cabildo distrital para su estudio y debate.

De forma tajante, el grupo de expertos, que hacen parte de la sociedad civil y que integran el Consejo, emitieron concepto negativo al documento del Distrito. En respuesta, la Secretaría de Planeación señaló que todas sus propuestas están sustentadas en documentos técnidos y además advirtieron que de los 89 integrantes del CTPD que estaban habilitados para votar, a la plenaria asistieron 55, de los cuales 19 se abstuvieron de votar y 33 se opusieron al concepto que finalmente se dio. 

El documento entregado se divide en cuatro puntos en los que se destacan los desajustes en la proyección de crecimiento de la ciudad (ante la nueva cifra de población presentada por el DANE). Además, indican que hay imprecisiones en la estimación de la demanda de vivienda que necesita la ciudad, por lo que concluyen que el proyecto solo beneficiaría al mercado inmobiliario y no a la ciudadanía.

Carlos Roberto Pombo, presidente del CTPD, señala que el principal inconveniente ha sido con respecto a la proyección de la población, por lo que “la gran preocupación ahora es cómo mejorar la calidad actual. Por eso hay que revisar con serenidad y mucho mas juicio la ciudad que queremos para el futuro”.

Aunque la ley establece que este concepto es obligatorio para radicar el proyecto ante el Concejo para su debate y aprobación, hay que tener presente que no es vinculante. Esto quiere decir que el Distrito no está en la obligación de aplicar las recomendaciones del grupo de expertos.

A pesar de esto, vale recordar que la administración dijo, antes de que comenzara el análisis, que una vez recibiera el concepto de manera oficial se tomaría unos días para estudiar y eventualmente incluir algunas de las recomendaciones del CTPD. No obstante, también aclaró que tenían previsto radicar ante el Concejo Distrital el proyecto en los primeros días de agosto, es decir, que a más tardar al final de la próxima semana estará listo para ser debatido.

El concepto

El informe del CTPD evalúo el POT del Distrito en cuatro puntos, en los que no solo estudió el documento sino que hizo recomendaciones con respecto a temas estratégicos como la movilidad, la economía de la ciudad y la ruralidad.

El análisis comenzó con el modelo poblacional, el cual criticó al considerar que no está hecho con estimaciones reales del crecimiento de la población. “Han generado una expectativa de valorización de la tierra que se ha expresado en el incremento de su precio en toda la sabana de Bogotá, encareciendo la vivienda, reforzando la especulación que impiden un uso democrático y racional del suelo, es decir, el uso requerido por la ciudad”

Además, señala que la propuesta POT propone ofrecer 61.100 viviendas al año, lo que es desmedido, pues en los últimos seis años, el promedio anual es de 32.860, es decir, un poc más de la mitad. Al respecto, el exdirector del DANE, Ernesto Rojas, ha dicho que la caída de la tasa de natalidad es un proceso que se ha venido dando desde hace más de cincuenta años y esto no lo ha tenido en cuenta el Distrito. “Mientras en 1960 había 45 nacimientos por cada mil habitantes, actualmente solo son 15. El matrimonio tardío y el reducido número de hijos por mujer es inferior a la llamada tasa de remplazo de los dos padres”.

En cuanto a la participación ciudadana señalan que se cumplieron los requisitos exigidos por la norma, pero no se facilitó la comprensión del POT a la ciudadanía. “Es deficiente y, por tanto, no brindaron las garantías necesarias para que Bogotá avanzará hacia un acuerdo democrático”. Así mismo señalan que el documento es demasiado extenso y no hay claridad con respecto a la forma cómo se incluyeron las propuestas ciudadanas.

Aseveran que el modelo de ciudad compacta es contrario a la que proponen con los proyectos de ciudadelas en el norte; piden ampliar las políticas sociales y derechos ambientales y territoriales, así como incluir acciones contra el cambio climático.

En cuanto a movilidad indican que se debe ampliar las líneas de metrocable; actualizar el plan de seguridad vial, en el que se incluyan motocicletas, y recomiendan agregar la construcción del metro subterráneo, transporte regional y alternativas para el de carga.

Mientras que Acopi advierte que, con respecto a lo económico, se favorecen acciones de alto impacto, como las incluidas dentro de la economía naranja, no consolidadas otras en la ciudad como la manufacturera.

Por último, critican que no se hayan incluido los conceptos legales sobre el Río Bogotá y los Cerros Orientales, así como tampoco se hayan incluido ciudadadelas en ejecución como Ciudad Río, Ciudad la Conejera, Ciudad Arrayanes, Ciudad Encenillos, “equivocando la manera en que, no sólo, se formula un modelo de ordenamiento territorial, sino la manera en que este se gestiona”.

La respuesta del Distrito

Una vez recibido el concepto, la Secretaría de Planeación respondió a cada una de las críticas que hizo el CTPD al proyecto POT así como advirtió que durante la votación del concepto que finalmente se entregó, el 59 % de los habilitados para votar no asistió o se declaró impedido, mientras que algunos representantes han hecho público su inconformismo.

Así mismo indicaron que no se le permitió al Distrito hacer una presentación de la propuesta en una sesión formal, ni fueron escuchados pese a que en cinco ocasiones solicitaron un espacio en la agenda y pusieron a disposición del Consejo todo el equipo de expertos. "La Administración valora y estudiará con detenimiento el concepto emitido por el CTPD sobre la propuesta del POT. Reiteramos que en beneficio y bienestar de los ciudadanos hubiera sido preferible que el debate se hubiese centrado en el estudio técnico", indicaron en comunicado.

En cuanto a lo incluido en el concepto, Planeación indicó que la demanda de vivienda incluida en el POT, busca frenar la expulsión de personas de la ciudad a municipios aledaños y está sustentada en las cifras oficiales del DANE, es decir las proyecciones del censo de 2005, en el crecimiento de la migración y la reducción del tamaño de los hogares, entre otros aspectos. 

En relación a la participación ciudadana indican que se recibieron más de 20.000 aportes, se estudiaron de acuerdo a su factibilidad, conveniencia y concordancia con los objetivos del POT y bajo esto se eliminó las áreas de actividad múltiple en barrios residenciales, ajustaron las localizaciones para los establecimientos de consumo de alcohol; se mantuvo la zona de Pablo VI Primer Sector como sector de Interés Cultura y se eliminó, por solicitud de la Universidad Nacional, el área de la institución que permitía la actividad múltiple. 

Finalmente, indicaron que se ha respetado la legislación colombiana, tanto lo relacionado con el cambio climático como en la reglamentación que hay detrás de estos procesos, por lo que hicieron énfasis en "que las decisiones tomadas por la Administración están dirigidas a la búsqueda del interés general y se encuentran sustentadas técnica y jurídicamente, sin obedecer a decisiones particulares o arbitrarias".

Con el concepto en mano, la Secretaría de Planeación deberá decidir en los próximos días qué recomendaciones del CTPD atenderá e incluirá en su proyecto, pues, hasta ahora, los tiempos para lograr su aprobación antes de que termine el año son bastante ajustados. La entidad reitera que las propuestas includias en su plan de POT tienen todo el sustento técnico y se basan en estudios serios.

Pese a ello, aún falta que el Consejo de Estado tome una decisión con respecto ante la solicitud de revisión de una recusación que recaería sobre la firma del acta de concertación con la CAR, uno de los documentos obligatorios dentro del proceso. En caso de salir a favor de los que demandan la legalidad del trámite, podría poner en aprietos los planes del Distrito.

Mientras tanto, queda esperar que en las próximas semanas comience la discusión del POT en el Concejo, que solo tendrá 90 días para tomar una decisión, en medio de una contienda electoral que apenas comienza.

873596

2019-07-30T19:31:01-05:00

article

2019-07-30T22:26:15-05:00

[email protected]

none

Mónica Rivera - @Yomonriver ([email protected])

Bogotá

Consejo Territorial de Planeación Distrital emitió concepto negativo al POT de Peñalosa

90

8911

9001