Constructora Simah reconoce incumplimiento y asegura que no defraudará inversionistas

La compañía liquidada por la Secretaría de Hábitat señala que la toma del Distrito fue intimidatoria.

El representante legal de la constructora Simah ltda., Rodrigo Maldonado París, que lleva a cabo un proyecto urbanístico en el norte de Bogotá ‘Sauce Apartamentos PH', ubicado en el sector de Santa Bárbara, habló de la intervención a la compañía hecha por la Secretaría de Hábitat. Señaló que la decisión del Distrito les ha causado mucho daño y explicó que la resolución emitida se aleja de la verdad.

La compañía sí pecó en cuanto a los procesos de tiempo y sí se nos alargaron, eso es muy cierto, pero de ahí a que nos estemos robando el bien inmueble tampoco. El edificio existe y están escriturados los apartamentos y ellos nos deben plata”, indicó Maldonado, quien a su vez dijo que la toma a la compañía fue intimidatoria. (Vea intervención a Simah)

“Se nos presentaron más o menos trece funcionarios del Distrito con nueve personas del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), eso es intimidatorio. Para hacer una toma a una empresa no necesitan de eso”, señaló.

“La Secretaría de Hábitat está destinada para cuidar a los compradores de vivienda, nosotros ya habíamos escriturado todas las unidades inmobiliarias. No sé por qué dicen que estamos afectando el derecho a la vivienda. Los que tendrían derecho a reclamar serían los acreedores y los que reclaman son nuestros deudores que son los compradores. Lo que nos preocupa es la motivación de la resolución que se sustenta sobre motivaciones falsas y eso es lo que estamos discutiendo y está en proceso de investigación. Ellos no tienen material probatorio para esto”, puntualizó Maldonado.

La resolución 512 del 6 de mayo de 2014 emitida por la Secretaría de Hábitat, en donde se ordena la liquidación de Simah por falta de pruebas para conocer su realidad financiera y un posible encubrimiento de liquidez que pondría en grave riesgo el patrimonio de los compradores, fue apelada por Simah el pasado 22 de mayo.

Según Maldonado París, no es cierto que no se hayan entregado balances financieros. El representante legal de la compañía cuenta con una resolución del 19 de noviembre de 2013 de la Superintendencia de Sociedades que dice: “en cuanto a la posible cesación de pago existente en la sociedad Simah ltda. El comisionado de la entidad Supersociedades concluye que el pasivo de la empresa se compone en su mayoría de avances en desarrollo del proyecto de construcción y no se evidencia la cesación de pagos, presupuesto esencial para declarar la apertura de insolvencia en la modalidad de liquidación judicial”.

En este sentido, la Secretaría de Hábitat contesta el 17 de febrero de 2014, “el desarrollo del proyecto se llevó a cabo dentro de las normas legales establecidas para tal fin. Financieramente contó con los recursos suficientes toda vez que se apalancó con los mismos recursos de los compradores, la diferencia se viene generando porque algunos compradores no han terminado de cancelar el inmueble por lo tanto es un problema contractual que se resuelve con la justicia”.

En una de las visitas del Distrito el 8 de octubre de 2013 se dejó anotado: “el señor Rodrigo manifiesta no hacer la entrega material de los inmuebles hasta tanto los compradores cancelen la totalidad acordada, no obstante, los inmuebles están escriturados a los compradores, la constructora ha sido objeto de demanda lo cual acarrea pago por honorarios jurídicos y cruces de cuentas por parte de la inversionista señora Teresa, a corte de junio 30 de 2013, el libro mayor y balance presenta unas cuentas por cobrar de $665.743.340 y unos pasivos razonables”.

“Entonces es falso que no aportamos información financiera. Esa resolución ha sido arbitraria. El proyecto sí se frenó porque nosotros tuvimos algunos inconvenientes con la inversionista, que demandó el proyecto y pidió 100 millones de pesos. Y tenemos con ellos una relación muy tensa. Con un cambio de licencia que tuvimos que hacer la curaduría se tardó ocho meses”, agregó Maldonado.

Finalmente, dijo que “es absurdo que la Secretaría de Hábitat nos exija que entreguemos unos apartamentos sin que nos paguen. Nos tienen todo embargado, estamos excluidos del comercio. Es muy preocupante la decisión del Distrito. Así como lo hicieron con nosotros le puede pasar a cualquier constructora”.