Construir colegios vs. mejorarlos

Mientras desde Concejo siguen las críticas por incumplimiento en construcción de colegios, el Distrito saca pecho por las mejoras hechas.

El alcalde Gustavo Petro en el colegio San José de Castilla / Archivo
Gustavo Petro incumplirá su meta de construcción de 125 colegios. La afirmación se viene haciendo en el Concejo desde finales de 2012 y la propia administración lo ha aceptado. El Distrito, sin embargo, saca pecho por otras gestiones que tienen que ver con la infraestructura educativa, que considera verdaderos logros, particularmente en las mejoras hechas a los inmuebles. 
 
Ayer, tanto el concejal Juan Carlos Flórez, de la ASI, como la Secretaría de Educación pusieron a circular informes en ambos sentidos, que evidencia los puntos de vista en tensión. Flórez, basado en indicadores de seguimiento al Plan de Desarrollo, expone que a siete meses de que culmine el mandato de Petro, su gobierno está lejos de cumplir las metas: siete colegios nuevos en lote nuevo, de 30 propuestos (23,3%); de la meta de terminar 39, ha cumplido con 8 (20,5%); y de 56 que se comprometió a restituir, lo ha hecho con 5 (8,9%).
 
Y sobre la ejecución presupuestal, afirma que “es muy baja”, pues “se ha ejecutado un 34,74% del presupuesto programado”. Es decir, $338.690 millones de $974.921 millones programados.
 
La Secretaría de Educación, en su informe, hace énfasis en lo invertido en mejoramiento y en lo que le dejará a la próxima administración. Sin embargo, aclara, como lo había hecho Adriana González, subsecretaria de acceso y permanencia en entrevista con El Espectador el pasado 28 de abril, que pusieron en funcionamiento 20 colegios nuevos y en el transcurso del año entregarán ocho más. Esas, aclaró la funcionaria, corresponden a terminación de obras inconclusas que venían de anteriores administraciones, a restituciones y a compra de colegios nuevos.
 
La inversión en infraestructura educativa, no obstante y según el informe publicado ayer,  ha tenido como primer frente de acción obras “como comedores, aulas especializadas, laboratorios, campos deportivos, así como cambiar  baterías de baños, techos y redes eléctricas”. Son 295 de esas obras ya terminadas y quedan 184 por terminar de aquí a final de año.
 
El siguiente alcalde recibirá 56 proyectos para colegios “en algún estado de ejecución, los cuales podrán ser entregados a la ciudad entre el 2016-2018” y beneficiarán a 64.022 estudiantes.
 
Las conclusiones de ambas partes, obviamente, son encontradas. El concejal Flórez, que ha seguido el tema desde que comenzó este cuatrienio, afirma: “Hoy la ciudad debería tener 135 colegios nuevos y tener el suelo disponible para construir otros 39. Lástima que esta apuesta de ciudad se ha quedado enredada entre la ineficiencia y la charlatanería”.
 
La Secretaría, por otra parte, rescata que, “más allá de recibir los aplausos, deja unos avances de una infraestructura escolar planeada y organizada para la ciudad”.